Volovanes con crema de queso y tomates cherry confitados

tomates 2

Tiempo de preparación: 2 horas

Julio: séptimo mes del año en el que por fin llegan las vacaciones (por lo menos para los estudiantes) y ese asfixiante calor tan típico de Sevilla. Por fin, puedo decir que tengo tiempo libre no sólo para cocinar, sino también para investigar y cotillear por otros blogs. Así y a través del blog de Migas en la mesa (Por cierto, si no lo conocéis pasaros por él porque os va a encantar, os lo aseguro), conocí el blog de La cajita de Nieves y Elena. Era inevitable que me fijara en su nuevo concurso cuyo premio era una comida en nada más y nada menos que el prestigioso restaurante El Bohío, propiedad de Pepe y Diego Rodríguez.

Obviamente, la oportunidad de visitar un restaurante como este no se puede desperdiciar; por ello, en cuanto me enteré me puse manos a la obra. El concurso consistía en elegir una receta de su blog y prepararla al estilo del Bohío. En mi caso escogí la tarta salada de cherrys (Me chiflan las tartas saladas de queso y verduras), y le hice pequeñas modificaciones para adaptarla a la presentación que tenía pensada, aunque espero haber conservado la esencia del plato.

Espero que os guste!

Ingredientes (Para unos 8-10 volovanes)

Para los volovanes:

-2 láminas de hojaldre

-1 huevo

-Agua

-2 cortapastas redondos de diferente tamaño

Para la crema de queso:

-200 g de queso de rulo de cabra

-50 ml de leche

-Cebollino

-Sal y pimienta

Para los tomates cherry confitados:

-300 g de tomates cherry

-4 cucharadas soperas de azúcar moreno

-3 cucharadas de vinagre de Módena

-AOVE

-1 clavo de olor

-Hielo

 

Comenzamos preparando los volovanes.

Sacamos el hojaldre del frigorífico 20 minutos antes de usarlo. Con el cortapastas de mayor tamaño recortamos 24 círculos. De esos, 8 los reservamos que serán los que empleemos como base de nuestros volovanes. Al resto, le recortamos un agujero con el cortapastas de menor tamaño, como si estuviésemos haciendo donuts.

20160710_125711

Mojamos la base con un poco de agua y pegamos el primer círculo. Volvemos a mojar y pegamos el segundo. Pinchamos la base con un tenedor, para evitar que suba mucho (aunque lo que suba del centro lo eliminaremos luego, una vez horneados y fríos).

20160710_130100

Pintamos con el huevo batido. Hace tiempo vi a Bruno Oteiza preparar volovanes en su programa y recomendó que los pintásemos con huevo fuera de la bandeja de horno, ya que en caso contrario, si resbalaba un poco de huevo por las paredes, al entrar en el horno caliente, éste se cuajaba e impedía que el hojaldre subiera correctamente.

Una vez pintados, los ponemos en la bandeja de horno sobre papel vegetal. Horneamos a 180º en modo pastel durante 18-20 minutos (Hasta que veáis que están bien doraditos).

Mientras se hornean iremos confitando los tomates cherry. Lo primero que tenemos que hacer es pelarlos. Para ello lo más fácil y útil es escaldarlos. Yo debo reconocer que nunca antes había escaldado nada, pero siempre hay una primera vez para todo ¿no? Además he de decir que el resultado es increíble, nunca me hubiera imaginado que sería tan fácil pelarlos luego.

Hacemos un pequeño corte en la piel del tomate. Ponemos agua a hervir en una cacerola pequeña. Cuando llegue a ebullición bajamos un poco el fuego e introducimos los tomates durante unos 5 segundos, luego los pasamos a un bol con agua y cubitos de hielo. Después de esto retirar la piel será pan comido.

Una vez tengamos todos los tomates peladitos, los colocaremos en una olla junto con un buen chorreón de aceite, el vinagre, el azúcar moreno y el clavo. Cocinamos a fuego muy bajo durante 30-40 min.

Cuando los volovanes estén dorados, los sacamos del horno y los dejamos enfriar.

Mientras tanto, terminaremos nuestra receta con la crema de queso. En el vaso de la batidora de mano, añadimos el queso, la leche y el cebollino picado. Salpimentamos. Batimos hasta obtener una crema suave y homogénea.

Finalmente solo nos queda emplatar:

tomates

Lo primero de todo es retirar el hojaldre que haya crecido en el centro de nuestros volovanes con ayuda de un cuchillo y sobre todo con mucho mucho cuidado.

Luego con la ayuda de una manga pastelera, repartiremos un poco de crema de queso en cada cestita de hojaldre. Por último, coronamos con unos tomatitos cherrys.

Para decorar yo añadí unas finas láminas de aguacate e hice un caramelo con el vinagre de Módena y el azúcar moreno.

Et voilá! Una receta sencilla y que no dejará a nadie indiferente.

logo

 

 

Buffet libre de crêpes (versión reducida)

Buffet de crêpesTiempo de preparación: 50 minutos + 1 hora de espera

Cada vez que hay invitados en casa y tenemos que preparar comida para más comensales de los que estamos acostumbrados, el caos puede apoderarse de nuestra cocina. Además ¿Cuántas veces os ha pasado que a uno no le gusta la verdura y otro es precisamente vegetariano? ¿O que a alguien aborrece el queso y os lo dice justo cuanto comenzáis a preparar un risotto?A mí mas de una y de dos veces. Así que cada vez que me veo en esta situación opto por organizar un, como yo lo llamo, buffet libre a tamaño reducido.

Masa crêpes
Valor nutricional de 1 crêpe (masa únicamente)

Ingredientes: (Para 17 crêpes aprox.)

Para la masa:

-250 gramos de harina

-1 cucharada de azúcar (opcional)

-15 ml de aceite

-2 huevos

-Una pizca de sal

-500 ml de leche semidesnatada

Para el relleno:

Primera opción

-1 calabacín

-1 puerro

-1/2 cebolla

-queso de cabra

Segunda opción:

-250 g de pechuga de pollo

-1/2 cebolla

-1 pimiento verde

-8/9 aceitunas verdes

-1 cucharadita de tabasco suave

-2 rodajas de calabaza (Aprox. 60 g)

Tercera opción:

-1 tarrina de queso fresco

-20 tomates cherry de colores

-10 anchoas

Cuarta opción:

-4 huevos de codorniz

-150 gramos de champiñones laminados

-100 g de jamón en taquitos

-cebollino

Mezclamos todos los ingredientes de la masa con la batidora y refrigeramos durante una hora. Es importante que dejemos reposar la masa puesto que de esta manera obtendremos una mezcla homogénea y su cocción será más uniforme, así nuestras crêpes parecerán hechas por un verdadero profesional.

Una vez pasado este tiempo, sacamos la mezcla del frigorífico y dejamos que se temple. Añadimos aceite de oliva a la sartén para crêpes (Suelen tener paredes muy bajas y aproximadamente 15 o 20 cm de diámetro) y lo retiramos ligeramente con un poco de papel de cocina. Vertemos un poco de la masa, lo justo para cubrir el fondo de la sartén entero, y la repartimos inclinándola hacia los lados. Dejamos que se cueza a fuego medio durante dos minutos aproximadamente. Cuando empiecen a aparecer burbujas por debajo de ella, la despegamos con ayuda de una espátula y le damos la vuelta con cuidado. Dejamos que se haga por el otro lado. Conforme las vayamos teniendo listas, las vamos depositando unas encima de otras para mantener el calor. Si lo deseamos podemos ponerlas en una fuente al baño maría, así conseguiremos que sigan calientes por más tiempo.

Ahora pasamos a  preparar los rellenos.  Comenzamos picando en brunoise el calabacín, la mitad de una cebolla y el puerro. Calentamos un poquito de aceite de oliva en la sartén y ponemos a pochar las verduras a fuego medio.

Por otro lado picamos la pechuga de pollo, la otra media cebolla, el pimiento verde y la calabaza. Laminamos las aceitunas y los champiñones. Reservamos.

Partimos a la mitad los tomates cherry y cortamos el queso fresco. En un cuenco podemos servir ambos ingredientes o bien servir el queso en láminas en otro plato.

Llegado este punto, la verdura que se estaba pochando ya estará lista. Retiramos del fuego, las servimos en un cuenco y le añadimos en daditos el queso de cabra. Así con el calor que desprenda la verdura este se derretirá.

Ahora que tenemos la sartén libre ponemos a pochar las otras verduras: la cebolla, el pimiento verde y la calabaza. Cuando estén listas, añadimos el pollo y lo doramos. A continuación añadimos la cucharadita de tabasco suave y las aceitunas laminadas. Servimos en otro bol.

Por último preparamos el salteado de champiñones. Para ello los agregamos a la sartén y rehogamos. Pasados unos minutos incorporamos el jamón y el cebollino picado muy fino. Una vez estén tostaditos los champiñones los ponemos en otro cuenco. Ya tenemos casi listo los rellenos. Sólo nos falta poner las anchoas en un plato bonito y freír los huevos de codorniz justo cuando nos los vayamos a comer.

Buffet de crêpes

Et voilà!

logo

Pizza mediterránea a mi manera

Pizza mediterráneaTiempo de preparación: 40 minutos + 1h 30 min. de espera+ 25 min. de horneado

Darse un capricho de vez en cuando es más que saludable, sobre todo si es casero. No voy a mentiros y deciros que si preparáis la pizza en casa va a ser menos calórica que la de un restaurante, porque aunque en parte sea cierto, sus buenas calorías las aporta. Pero ¿quién dijo que comer pizza fuera un pecado? Nadie que yo sepa, y si alguien lo ha dicho a mi me ha entrado por un oído y me ha salido por el otro. Comer es uno de los mejores placeres de la vida y como ya muchas veces os he dicho seguir regímenes extra-estrictos (Salvo prescripción médica) no lleva a ningún lado, más que a amargarse. Y la vida es muy corta, así que apuntad la receta y ya me contaréis qué os parece.

Pizza mediterránea

Ingredientes: (Para 5 o 6 personas)

-Preparado para pan de Harimsa (Si no lo encontráis lo sustituís por 500 g de harina, 7 g de levadura de panadero y una pizca de sal) Con esta cantidad sale la masa “de pan” o sea, de fina nada. Para conseguir un resultado crujiente usad la mitad.

-1 calabacín mediano

-1 lata de anchoas

-1 tomate grande

-1/2 pimiento rojo de asar

-1 cebolla pequeña

-70 g de champiñones

– aceitunas negras (A gusto del chef)

-tomate frito

-150 g de queso bajo en grasas rallado

-Orégano

-Pollo o cerdo picado (Opcional)

Comenzamos preparando la masa. Para ello en un bol grande mezclamos la harina con la levadura. Luego añadimos 320 ml de agua fría (del frigorífico a 5 ºC  aprox.) y amasamos con las manos durante 8 minutos. Al principio esto será una tarea casi imposible, porque se pega mucho en las manos, pero si vais añadiendo harina, veréis como poco a poco llega un momento en el que se puede amasar sin problemas. Ahora la dejamos reposar tapada con un paño durante 1’30h.

Mientras esperamos a que la masa esté lista podemos ir preparando el relleno de la pizza. Limpiamos, pelamos y troceamos el pimiento, la cebolla y el calabacín. Calentamos una sartén y rehogamos las verduras. Si nuestros champiñones están enteros los limpiamos y laminamos. Hacemos lo mismo con las aceitunas. Por otro lado, pelamos el tomate y lo partimos a láminas finas. A continuación lo colocamos sobre un escurridor de pasta para que suelte el exceso de agua y no se nos quede blanda la pizza. Si le vamos a añadir algún tipo de carne, la picamos y la marcamos en la sartén.

Pasado este tiempo limpiamos la encimera o la zona donde la vayamos a amasar y espolvoreamos harina tanto en esa superficie como en el rodillo. Cogemos la masa y la estiramos dándole la forma de la bandeja donde la vayamos a hornear. Si  nuestra masa está inmanejable, bastará con espolvorear un poco más de harina hasta que no se nos pegue en las manos.

Precalentamos el horno a 190 grados en modo Pizza (Calor en la base únicamente). Cubrimos la bandeja con papel de hornear y extendemos nuestra base de pizza. Esparcimos un poco de orégano seco y cubrimos con una capa de tomate frito y otra del queso rallado. Ahora agregamos las verduras rehogadas, los champiñones, las aceitunas, el tomate en láminas, las anchoas y la carne.  Finalmente horneamos 25 minutos. Si queremos un resultado más tostado, podemos cambiar el modo del horno los últimos 5 minutos a Gratin.

Et voilà!

logo

Quiche de puerros con jamón

 Quiche de puerros y jamón

Tiempo de preparación: 1 hora 45 minutos  (30 minutos de cocción y 1 hora de espera)

En mi última visita a Francia, en concreto a Rouen, me compré un libro especializado con un montonazo de recetas de quiches. El libro es increíble, la única pega que tiene es la cantidad de nata y mantequilla que usan. Así que me puse manos a la obra y el resultado fue un quiche tan ligero como puede legar a ser una tartaleta. El primer punto importante es eliminar la masa quebrada  y sustituirla por una masa casera  de Gastronomía y cia sin mantequilla, ni huevo. Punto dos, utilizar nata baja en grasas o un sustituto de ella (como un preparado alimenticio de arroz).

.NutritionLabel (5)
Ingredientes: (para cuatro personas)
.
Para la base (depende del diámetro del recipiente)
.
-200 gramos de harina de fuerza
.
-65 ml de gaseosa
.
-50 ml de aceite
.
-sal
.
.
Para el relleno:
.
-200 ml de preparado alimenticio de arroz biológico (Yo lo encuentro normalmente en Carrefour)
.
-3 huevos
.
-3 puerros
.
– 150 gramos de jamón cocido
.
– 50 gramos de jamón serrano a taquitos (para darle un toque salado muy rico)
.
-1 cebolla
.
-sal
.
-pimienta
.
-queso a elección (Yo suelo utilizar el queso García Baquero light)
.

.

Para preparar la base comenzamos tamizando la harina en un bol, y haciendo un agujero en el centro con los dedos. Allí agregamos el aceite, la gaseosa y la sal. Mezclamos con una cuchara hasta que veamos que podemos amasarla con las manos.Hacemos una bola, la tapamos con un paño y la dejamos reposar alrededor de una hora en el frigorífico.
.
DSC_0752DSC_0753
.
Para el relleno primero pelaremos y picaremos la cebolla y el puerro. Luego los pochamos a fuego bajo. Salpimentamos. Mientras esperamos a que la verdura esté lista cortamos el jamón cocido a taquitos. Una vez tenemos todos los ingredientes preparados, en un bol mezclamos los huevos, el brick de preparado de arroz, el puerro con la cebolla y los dos tipos de jamón.
.
Cuando la masa haya reposado lo suficiente, precalentamos el horno a 210º en modo pescado. En seguida, estiramos la pasta quebrada con un rodillo y la disponemos sobre el molde que vayamos a utilizar.  Lo rellenamos con la mezcla preparada anteriormente y horneamos durante 30 minutos.
.
DSC_0755
.
Un truco para los amantes del queso, es rallar un poco de éste por la superficie del quiche antes de hornear, así quedará más dorado y con mejor sabor. Et voilà!
logo
.