Tartaleta de mousse de chocolate intenso con corazón de gelée de frambuesa

20170716_200509.jpg

Tiempo de preparación: 2 horas + 6-7 horas de refrigeración

Ya han llegado los días de frío, de poca luz, de cielos grises… A mí particularmente este tiempo me deprime. Así que a todos aquellos que se encuentren en mi misma situación, os traigo la solución: CHOCOLATE -Chocolate is always the answer-

No os voy a mentir, es una receta con cierta complicación pero merece la pena. Os lo aseguro.

NOTA IMPORTANTE: Con la práctica y el tiempo me he dado cuenta de que es más fácil montar la tarta de otra manera a la que muestro en el vídeo. Los pasos son iguales y solo hay que cambiar el orden de estos tal y como os explicaré más abajo. 

Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarme un comentario.

Ingredientes (Para 8 personas):

Para el gelée de frambuesa:

  • 300 g de frambuesas
  • 100 g de azúcar
  • 9 g de gelatina (5 láminas)

Para la mousse de chocolate:

  • 400 g de chocolate negro nestlé postres
  • 400 g de nata montada
  • 200 g de azúcar
  • 6 huevos

Para la tartaleta (La receta de la masa sablée la aprendí en mi querida escuela de cocina “Cookstorming”):

  • 250g de harina de repostería
  • 5g de sal
  • 150 g de mantequilla
  • 3 yemas
  • 100 g de azúcar (Mejor si es glass)
  • Ralladura de limón

 

Comenzamos preparando la tartaleta de masa sablée. Colocamos en un bol la mantequilla junto con el azúcar y batimos con una varillas. Añadimos la ralladura de limón.

A continuación vamos agregando las yemas una a una y continuamos removiendo hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Mezclamos la harina con la sal, las tamizamos y vamos agregando paulatinamente a la crema anterior sin dejar de remover.

Si hacemos la masa con un robot como la kitchen aid, solo tendremos que seguir batiendo hasta que consigamos una masa consistente.

Si lo hacemos a mano tendremos que amasarla hasta conseguir una masa homogénea.

Una vez la tengamos lista la refrigeramos durante 30 minutos.

Luego la extendemos sobre el molde que vayamos a emplear. La cubrimos con papel de horno y colocamos una carga encima (garbanzos, lentejas…).

Horneamos a 180º durante 15 minutos. Luego le retiramos la carga y el papel. Horneamos 5 minutos más.

Mientras se enfría la tartaleta preparamos la gelée. Para ello hidratamos la gelatina en agua fría.

Trituramos las frambuesas con ayuda de una batidora, las colocamos en una olla y calentamos a fuego bajo. Es importante que no hierva, porque estropearíamos el sabor. Añadimos el azúcar y removemos para que se disuelva.

Retiramos del fuego y añadimos la gelatina hidratada.

En el vídeo hice un apaño y convertí un aro de cocina en un molde con ayuda de un plato. Sin embargo, es muchísimo más fácil si preparamos la tartaleta antes y simplemente colocamos el aro encima de esta (Es decir, usando la propia tartaleta como base).

Luego metemos en el frigorífico hasta que gelifique (3 horas aprox).

El siguiente paso será preparar la mousse de chocolate. Fundimos el chocolate troceado al baño maría y dejamos templar.

Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten de volumen.

Una vez esté templado el chocolate, lo añadimos a la nata y removemos. A continuación, añadimos esta mezcla a la de las yemas.

Luego, incorporamos las claras montadas a punto de nieve con movimientos envolventes y muy suaves.

Una vez tengamos una mezcla homogénea, sacamos la tartaleta del frigorífico, quitamos el aro que envolvía a la gelée ya gelificada (Valga la redundancia) y la cubrimos con la mousse.

Decoramos con chocolate rallado y dejamos refrigerar durante al menos cuatro horas.

20170716_200522skd286062sdc

 

 

Anuncios

Tarta de zanahoria y almendra con frosting de yogur

DSC_0036

Tiempo de preparación: 2 horas

Me encanta esta tarta. Me declaro fan absoluta de la carrot cake, especialmente si es una versión tan saludable como esta.

Si estáis intentando llevar una vida sana pero no os podéis resistir a vuestro momento dulce del día, esta es vuestra tarta.

Ya sabéis que últimamente me ha dado por subir vídeos, así que aquí va otro. ¡Dentro vídeo!

Ingredientes (Para 5 raciones):

  • 250g Almendra molida
  • 250g Azúcar moreno
  • 5 Huevos
  • 2 Zanahorias medianas ralladas
  •  Zumo de 1/2 naranja
  •  Zumo de 1/2 limón
  •  Ralladura de limón
  • 1/2 cdta Jengibre en polvo
  • 1 cdta Canela en polvo
  •  Nuez moscada
  • 100g Queso crema (Philadelphia)
  • 50g Yogur 0%
  • 50g Azúcar glass

 

Comenzamos preparando el bizcocho, para ello mezclamos en un bol todos los ingredientes secos: la almendra molida, el azúcar moreno y las zanahorias ralladas.

En otro bol batimos los 5 huevos con el zumo de naranja y el de limón. Luego añadimos la mezcla a la preparada anteriormente. Removemos hasta conseguir una masa uniforme.

Agregamos la ralladura de limón, la canela y el jengibre. Rallamos la nuez moscada y removemos.

Engrasamos un molde con mantequilla y forramos con un papel de horno. La mantequilla permitirá que el papel se mantenga en su sitio y no se mueva tanto.

Horneamos a 180ºC durante 45 minutos.

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el frosting. Para ello solo tenemos que mezclar en un bol el yogur con el azúcar y el queso crema. Colocamos la mezcla obtenida en una manga pastelera que refrigeraremos hasta que la vayamos a usar.

Sacamos el bizcocho del horno, no sin antes comprobar con un palillo que está hecho. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando esté templado pasamos a montar la tarta. Podéis hacer mini tartitas o simplemente cortar el bizcocho a la mitad y rellenarlo con la crema de queso y yogur.

Finalmente, solo nos queda decorar con el resto del frosting y con unas nueces.

Truquillos:

  • Si os gustan las nueces, podéis añadir unas cuantas a la masa antes de hornearla.
  • Es importante tener en cuenta que cuanto más queso crema añadáis al frosting, más textura y cuerpo tendrá.

skd286062sdc

Galletas de mantequilla y pepitas de chocolate

Galletas de mantequilla

Tiempo de preparación: 20 minutos + 1 hora de espera + 20 minutos de horno.

Oficialmente me declaro una cookieholic  (Sí señores, existe este término; aunque yo me acabo de enterar). Las galletas, al igual que  el chocolate son mi perdición. No hay nada en el mundo que se pueda comparar a una gran galleta caliente con helado por encima y chocolate  fundido. (Todo muy light, ya lo sé. Pero de vez en cuando siempre es bueno darse un capricho, ¿no?)

Hace poco me regalaron un kit para hacer galletas super chulo y no podía esperar para estrenarlo. A parte de un librito con muchas recetas, incluye unos moldes con diferentes formas, diseñados de tal manera que una vez horneadas te permiten decorar tu taza así:

Galletas de mantequilla

Toda una cucada vamos. La receta de las galletas es una adaptación de las galletas de mantequilla de Las grandes recetas gourmet de Julien Merceron (À la mère de famille). ¡Espero que os guste!

Galletas de mantequilla

Ingredientes: (Para 25 o 30 galletas)

-125 gramos de azúcar glas

-135 gramos de mantequilla

-250 gramos de harina

-1 huevo

-1 pizca de sal

-leche

Comenzamos mezclando  en un bol la mantequilla con la sal y el azúcar glas. Una vez esté todo bien integrado, añadimos el huevo y, seguidamente, la harina tamizada. A continuación, extendemos la masa sobre una hoja de papel de horno sulfurizado y la cubrimos con una segunda hoja. Estiramos con ayuda de un rodillo hasta que alcance aproximadamente unos 2 o 3 mm de espesor.

Reservamos  una hora en la nevera para que la masa sea más manejable y fácil de cortar.

Galletas de mantequilla

Precalentamos el horno a 170ºC. Retiramos las hojas de papel sulfurizado y cortamos las galletas con los moldes que tengamos.

Preparamos una bandeja de horno cubriéndola con otra hoja de papel sulfurizado.  Disponemos las galletas dejando espacio suficiente entre ellas para que no se peguen si crecen un poco. Antes de hornear las galletas, las untamos con ayuda de un pincel de cocina con un poco de leche.

Horneamos a 160ºC en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador) durante 20 minutos. Cuando estén doradas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Si las queremos conservar las guardaremos en un bote herméticamente cerrado para que no se humedezcan (Aunque en mi caso, ya os digo que no duran más de un día).

Galletas de mantequilla

Consejo: Sacad la mantequilla del frigorífico un rato antes de empezar a cocinar.

logo

Cortadillos de limón

cortadillos de limón

Tiempo de preparación: 50 minutos

Hoy os traigo una receta estrella. Creo que puedo afirmar que desde que la probé se ha convertido en mi postre favorito. Estos cortadillos se caracterizan por combinar a la perfección la acidez del limón y el dulzor típico de un postre.  Tienen una textura cremosa  pero a la vez muy ligera, lo cual los hace perfectos para esas comilonas veraniegas en las que no se apetece para nada un postre pesado (especialmente si vives en Sevilla y tienes que sobrevivir a cuarenta grados a la sombra). Bueno no me entretengo más. ¡Aquí va la receta!

cortadillodelimón

Ingredientes:  (Para 6 raciones)

-Para la base de galletas:

-150 gramos de galletas maría

-85 gramos de mantequilla.

-Para la crema de limón (lemon curd) 

-350 gramos de azúcar

-4 huevos (240 g)

-100 gramos de harina

-150 ml de zumo de limón

-la ralladura de 4 limones (de 100 gramos cada uno)

-Azúcar glass para decorar

Comenzamos preparando la base. Para ello trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina o una picadora. Fundimos la mantequilla en el microondas y la añadimos al polvo de galleta. A continuación forramos el molde que vayamos a emplear con papel de horno. Cubrimos todo el molde con la masa y aplastamos bien. Mientras preparamos la crema de limón, la dejaremos reposar en el frigorífico para que se endurezca.

Para preparar la crema de limón o lemon curd batimos en un bol los huevos junto con los 350 gramos de azúcar. Luego agregamos a la mezcla la harina previamente tamizada.

Cortadillos de limón

Precalentamos el horno a 180º.

Lavamos y rallamos los cuatro limones. A continuación los exprimimos y colamos el zumo para conseguir un resultado más fino. Añadimos al bol tanto la ralladura como el zumo.

Sacamos la base del frigorífico y vertemos la masa de limón.

Horneamos a 180º, en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador) durante 30 minutos aproximadamente (Cada horno es un mundo). No os asustéis cuando saquéis el pastel del horno, ya que es normal que el centro esté menos cuajado y se mueva al menear el recipiente. Por ello dejamos que se temple y lo refrigeramos. Una hora antes de consumir lo sacamos del frigorífico, desmoldamos y cortamos en rectángulos. Por último, espolvoreamos azúcar glass

Y ¡solo nos queda disfrutar!

logo