Pasta a la carbonara

¡Hola chicos! ¿Qué tal va todo? Espero que si preparasteis el brownie os enamorara tanto como a mi.

Este mes tocan dos recetas, porque si no os lo cuento ya creo que voy a reventar. Llevaba ya bastante tiempo dándole vueltas a la idea de empezar una canal de YouTube con video recetas, pero al final siempre fallaba algo o me surgían dudas.

Sin embargo, este año después de los temidos exámenes de enero decidí llevar a cabo mi proyecto (y esta vez iba en serio). La verdad es que los que me conocen saben lo peligroso que es que yo me aburra, porque siempre se me ocurre algún disparate.

Espero de todo corazón que os guste el video que he preparado. Yo por mi parte prometo ir mejorando día a día y video a video.

Ingredientes (Para tres personas):

270 gramos de presa ibérica

250 gramos de pasta (a mi personalmente me encanta prepararlo con tagliatelle)

3 huevos

1 cebolla mediana o 1/2 cebolla si es grande

320 ml de leche ideal

Sal y pimienta

70 gramos de parmesano rallado

carbonara-1

Comenzamos pelando y picando la cebolla a daditos. Luego retiramos el exceso de grasa de la carne y la cortamos a tiras. Como sabréis la presa es una carne bastante grasa, por eso me pareció una buena idea para sustituir al beicon.

A continuación, sofreímos la cebolla. Cuando esté doradita añadimos la carne. Una vez esté hecha, agregamos la leche ideal y el parmesano rallado. Salpimentamos. Removemos y dejamos que la salsa espese a fuego lento.

Mientras tanto preparamos la pasta. Ponemos a hervir agua en una cacerola con abundante sal y cocemos los tagliatelle según las instrucciones del paquete.

Cuando la pasta esté en su punto, la escurrimos y añadimos a la sartén con la salsa. Removemos.

Por último, batimos bien los tres huevos. Retiramos la sartén del fuego y los añadimos. Removemos muy bien para que se integre todo et voilà!

Solo nos queda emplatar y disfrutar!

carbonara-2

skd286062sdc

 

Anuncios

Espagueti al pomodoro

retocada 5

Tiempo de preparación: 40 minutos

¡Hola chicos! Antes de nada, quería disculparme por haber estado desconectada del mundo durante tanto tiempo; pero en época de exámenes queda poco tiempo para hacer nada. La buena noticia es que ya estoy de vuelta.

Durante todo este tiempo le he estado dando vueltas al coco pensando en nuevas ideas para el blog, hasta que un gran día se me encendió la bombilla y se me ocurrió esta idea: reinventar mis primeras recetas, mejorando sus puntos débiles y potenciando los fuertes.

Hace dos años cuando comencé mi aventura culinaria sabía lo justo y necesario para preparar platos dignos y no morirme de hambre, pero ahora –aunque me falte aún muchísimo por aprender- he mejorado un poco (o al menos eso creo); así que decidí mostraros las modificaciones que les he ido haciendo poco a poco a mis primeras recetas, hasta llegar a convertirse en lo que hoy son.

PicMonkey Collage.jpg

Con esto no quiero más que demostraros que quien la sigue la consigue, que si yo puedo mejorar estoy segura de que vosotros podéis hacerlo aún mejor y sobre todo animaros a todos aquellos que me leéis, pero no os atrevéis a poneros manos a la obra, a perder el miedo a la cocina. Porque, aunque no niego que pueda parecer muy complicado y trabajoso, lo que es seguro es que la satisfacción que consigues comiéndote tus platos y viendo la cara de felicidad de los tuyos no se compara con nada.

Así que, sin más dilación comenzamos la receta:

Tal y como dije en su día: “Hoy me he levantado con unas ganas inmensas de visitar Italia. De pasear por esas preciosas calles, cruzar el puente vecchio y jurar amor eterno con un candado o simplemente, tirar una moneda a la fontana di Trevi.  Es por eso que me he decidido a cocinar un delicioso plato con aroma puramente italiano: Pasta Pomodoro”.

Ingredientes: (para dos personas)

-200 gramos de carne de pollo o lomo de cerdo

100 140 gramos de tagliatelle o en su defecto, espaguetis

.

Para la salsa de tomate:

– 1/2 cebolla

1 2 dientes de ajo

-tomate frito y 3 tomates maduros 600 g de tomate natural triturado (Ni punto de comparación, es mucho más fácil de preparar así)

-tomillo y orégano Albahaca (Son dos especias que a mí me encantan, pero prefiero la albahaca porque le aporta mucha frescura y ligereza al plato)

-sal

-pimienta

– 2 cayenas

 .

Para decorar:

– 20 gramos de parmesano rallado

-aceitunas negras

retocada 4

Mientras esperamos a que se caliente la sartén, cortamos a daditos pequeños la cebolla y el ajo. A continuación los pochamos a fuego lento. Una vez dorados añadimos a la sartén el tomate triturado, la albahaca (previamente lavada y picada), y las cayenas. Salpimentamos. Bajamos el fuego y dejamos reducir la salsa.

Para aprovechar el tiempo, troceamos la carne a tiras y la añadimos a la salsa la doramos en otra sartén (porque si la agregáramos directamente a la salsa se cocería y no quedaría tan sabrosa como si la hubiéramos frito aparte). Una vez dorada, la añadimos a la salsa de tomate. En una olla ponemos a hervir agua con un poco de sal. En ella cocemos la pasta según las instrucciones del envase. Cuando esté en su punto, la añadimos a la sartén y rehogamos un poco para que se integren bien todos los sabores la escurrimos y emplatamos.  Regamos con la salsa de tomate y decoramos con las aceitunas picadas y el queso parmesano rallado.

La verdad, no es que tenga nada en contra de mezclar los espaguetis con la salsa en la sartén, ricos van a estar igualmente, pero creo que queda mucho más bonito y resultón si la salsa la añadimos al final.

Espero que os haya gustado y que me contéis que tal os queda.

logo

¿Pasta de harina refinada? No, gracias.

Pasta procedente de harinas refinadas

La pasta es un plato que todos consumimos al menos una o dos veces a la semana. Sin embargo hay muchas personas que consideran que es un alimento prohibido para aquellos que desean perder peso. Como sabéis me encanta investigar estas cosas y descubrí un artículo muy interesante, que aquí os resumo.

La pasta procedente de harinas refinadas tiene tantos detractores debido principalmente a su elevado índice glucémico (entre el 60 y el 70 % de su constitución es almidón). Esto la convierte en una fuente de calorías vacías y en una de las principales causas de que nuestro apetito aumente. Si quieres saber más sobre el IG y su relación con las dietas pincha aquí.

Además, al eliminarle al grano el salvado y el germen, su contenido en fibra, vitaminas y minerales se ve reducido. Lo mejor de todo es que para conseguir una pasta de color claro y uniforme, a veces, se emplean productos tóxicos que acaban generando aloxano, una sustancia que daña al páncreas provocando obesidad y diabetes.

A pesar de todo no es necesario que os llevéis las manos a la cabeza y os lamentéis por no poder volver a tomar pasta, pues radicalizar las cosas es lo peor que podemos hacer. Comer pasta blanca una o dos veces a la semana, teniendo en cuenta que la ración indicada por persona son entre 60 y 70 gramos, no le hace daño a nadie. Obviamente, siempre y cuando no tengamos algún tipo de régimen de comidas especial o alguna prescripción médica.

La buena noticia es que existe la pasta integral y que cada vez se puede encontrar con mayor facilidad en los supermercados. Este tipo de pasta se digiere más lentamente, haciendo que el nivel de glucosa en sangre sea constante y no se den picos de azúcar. Esto se traduce en una sensación de saciedad más prolongada en el tiempo. Otro dato a su favor es que su aporte calórico es menor y la fibra que contiene ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Eso sin contar con todas las vitaminas y minerales que nos aporta.

Por último si ya queremos un alimento redondo podemos escoger pasta integral ecológica libre de pesticidas y productos químicos.

Eso sí, cuando vayas a la compra asegúrate de que en el envase (es muy importante fijarse en las etiquetas de los productos) está indicado que contiene el grano de trigo entero y no está simplemente enriquecida con fibra.

Por último y más importante de todo es que recordéis que la moderación y el equilibrio son la clave de una dieta saludable, así que no olvidéis dos puntos fundamentales.

1.- A pesar de que la pasta integral nos proporciona beneficios que no conseguiríamos con la pasta tradicional, no podemos dejarnos engañar y pensar que es un producto bajo en calorías.

2.- No eliminéis los carbohidratos de vuestra vida pensando que así adelgazaréis, ya que son uno de los pilares fundamentales de una dieta equilibrada. Solamente tenéis que optar por opciones más saludables como la integral.

Un último consejo, si podéis elegir, los carbohidratos es siempre mejor comerlos en el almuerzo. ¡Qué tengáis un buen día y disfrutéis al máximo de la pasta integral!

logo

Atún con tomate

Atún con tomateTiempo de preparación: 40 minutos

El atún rojo es un manjar exquisito que deberíamos incluir en nuestra dieta. El 12% de grasa que posee su carne lo hace una gran fuente de omega-3, por lo que es ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares. También posee muchas vitaminas liposolubles y minerales. La pena es que no todo son ventajas. Este pez contiene gran cantidad de purinas las cuales al ser metabolizadas producen ácido úrico empeorando la enfermedad de gota. Además debido a su gran tamaño y su larga vida, 15 años aproximadamente, acumula mercurio, un metal pesado tóxico. Esto no quiere decir que lo eliminemos completamente de nuestro menú semanal, sino que restrinjamos su consumo. La clave es: Nunca te atiborres de nada. Aquí os dejo un enlace a la página de la FDA donde podéis comprobar los niveles de mercurio de cada especie.

Desde un punto de vista culinario este no es uno de los pescados más fáciles de cocinar, ya que sin experiencia con él tenemos muchas papeletas de que se nos quede seco. Si lo hacemos a la plancha, la clave está en dorarlo por fuera pero que el centro siga un poco crudo. Aunque como siempre esto va en función de gustos.

Esta receta es ideal como toma de contacto, ya que a parte de ser más que facilísima, la salsa puede enmascarar cualquier pequeño fallito.

atun

Ingredientes: (Para 3 personas)

.-3 filetes de atún

-650 gramos de tomates maduros o 1 bote de tomate triturado natural ecológico  (yo suelo utilizar la marca Carrefour)

-1/2 cebolla

– 1 o 2 diente de ajo

-AOVE

-sal

-Pimienta

-Orégano

.

Primero tenemos que picar la cebolla a gajos grandes y machar uno o dos dientes de ajo. Los ponemos a sofreír en una olla. Pasados unos minutos agregamos una pizca de orégano y el tomate triturado. En caso de que utilicemos tomates enteros tendremos que lavarlos, pelarlos y luego rallarlos antes de ponerlos al fuego. Esto dependerá únicamente del tiempo que dispongamos puesto que en cualquiera de los dos casos el resultado será excelente. Dejamos reducir la salsa durante unos 20 minutos a fuego medio.

.

Cuando veamos que la salsa ha espesado añadimos el atún. Lo dejamos cocer durante 8 o 9 minutos y listo. ¡Más fácil imposible!

logo

Fideos chinos con carne y berenjena

Fideos chinos con carne y berenjena
Tiempo de preparación: 20 minutos + 1 hora de espera

Terminamos el mes con un poco de comida china, que parece que está en auge ahora que los buffets libres orientales crecen como champiñones. A parte de poder comer hasta reventar por un precio módico, la comida tendrá que estar rica, digo yo. Así que dispuesta a comprobarlo busqué una receta sencilla, compré todos los ingredientes y me metí en faena. Como el resultado me conquistó por completo, la quiero compartir con vosotros.

NutritionLabel (5)

 

Ingredientes: (Para 3 personas)

.-250 gramos de carne de cerdo

-210 gramos de fideos chinos

,-1 ½ cucharada de salsa de soja

-2 cucharadas de salsa de chile dulce

-3 cucharadas de caldo de pollo

-1 cucharada de vino manzanilla

-1 cucharadita de maicena

-1 cucharada colmada de jengibre rallado

-1/2 cebolla

-1 berenjena

-2 dientes de ajo

Comenzamos preparando el marinado de nuestra carne. Rallamos el jengibre, picamos en brunoise la cebolla y machamos el ajo. A continuación en un bol mezclamos el vino manzanilla con la salsa de soja, la maicena, el jengibre, el ajo y la cebolla. Agregamos la carne a tiras. Salpimentamos y masajeamos la carne con cuidado. Dejamos reposar durante 1 hora en el frigorífico.

Pasado este tiempo cortamos la berenjena a la mitad y la laminamos. El resultado son semicírculos de berenjena que meteremos al microondas a 800 W durante 6 minutos.

En un wok o en una sartén amplia ponemos a freír la carne marinada. Cuando esté dorada añadimos las tres cucharadas de caldo de pollo y las dos de salsa de chile. Rehogamos.

Sacamos la berenjena del microondas, escurrimos el agua que hayan podido soltar y las reservamos.

Ahora ponemos a hervir 1 ½ litro de agua. Cuando llegue a ebullición, apartamos y sumergimos los fideos durante 4 o 5 minutos. Los escurrimos y los agregamos a la sartén junto con las berenjenas. Rehogamos y servimos. Si nos atrevemos podemos intentar comerlos con palillos chinos. ¡Yo siempre me rindo a los 5 minutos de haber empezado!

logo

 

Pasta tagliata con pesto rojo y pollo

Pasta con pesto rojo
Tiempo de preparación: 35 minutos

Hace tiempo os comenté los beneficios de la pasta integral y el cuidado que tenemos que tener al elegir este tipo de productos para no caer en trampas en este artículoYo aún sigo intentando acabar con las reservas de pasta de harina refinada que quedan en mi despensa, para pasarme a la integral. La receta de hoy no necesita más introducción, ya que prefiero que vosotros mismos descubráis su sabor.

feb7fe_4412d9a38fed4c2f94708b4c0361fb30

.

Ingredientes: (para 3 personas)
.
-180 gramos de pasta al huevo tagliata
.
-300 gramos de pollo
.
.
Para la salsa de pesto:
.
-10 tomates secos
.
-1 tomate mediano
.
-1 ramillete de albahaca
.
-1 o 2 dientes de ajo
.
-40 ml de aceite de oliva
.
-1 cayena o 1/4 de chile rojo
.
-sal y pimenta
.
-10 gramos de queso parmesano
.
.
Antes de nada ponemos los tomates secos en un bol con agua caliente durante 15 o 20 minutos. Una vez rehidratados los pondremos en el vaso de la batidora e iremos agregando el resto de los ingredientes: el tomate , la albahaca picada, el diente de ajo machado, el queso parmesano rallado, el aceite y una pizca de sal y pimienta. Batimos y luego vamos añadiendo agua poco a poco hasta que consigamos la consistencia deseada.
.
A continuación pondremos a cocer la pasta según las instrucciones del envase. Mientras tanto limpiamos y troceamos el pollo, yo suelo hacerlo a tiras pero en esto de la cocina ya se sabe que es gusto del consumidor. Ahora, calentamos una sartén con un poco de aceite de oliva y lo freímos.  Comenzamos con fuego alto para que se doren y cuando dejemos de ver partes crudas ponemos la vitrocerámica al mínimo y tapamos. Cuando la pasta esté lista, le quitamos el exceso de agua con un escurridor y pero no lo enjuagamos con agua, ya que eliminaremos la capa de almidón que los recubre y la salsa no se adherirá a ellos.
 .
La pasta solamente tenemos que enjuagarla con agua fría si todavía no tenemos preparada la salsa o el acompañamiento, ya que de esta forma la enfriaremos y evitaremos que se siga cociendo y acabemos con unos macarrones blandos y pegajosos.
 .
Finalmente añadimos la pasta a la sartén con el pollo y rehogamos. Servimos decorando con la salsa y un poco de albahaca fresca.
 logo

Pasta Pomodoro

Pasta pomodoro
Tiempo de preparación: 30 minutos

Hoy me he levantado con unas ganas inmensas de visitar Italia. De pasear por esas preciosas calles, cruzar el puente vecchio y jurar amor eterno con un candado o simplemente, tirar una moneda a la fontana di Trevi.  Es por eso que me he decidido a cocinar un delicioso plato con aroma puramente italiano: Pasta Pomodoro.

Pasta pomodoro
Ingredientes: (para dos personas)
 
-200 gramos de carne de pollo
.
-100 gramos de tagliatelle
 .
.
Para el sofrito:
.
– 1/2 cebolla
.
-1 diente de ajo
.
-tomate frito
.
-3 tomates maduros
.
-tomillo
.
-orégano
.
-sal
.
-pimienta
 .
.
Para decorar:
.
– 20 gramos de parmesano rallado
.
-aceitunas negras
.
Comenzamos picando el ajo y la cebolla bien finos, mientras esperamos a que se caliente la sartén. A continuación los pochamos a fuego lento. Una vez dorados añadimos a la sartén los tres  tomates picaditos y un chorreón de tomate frito para acentuar el sabor. También echamos una pizca de orégano, tomillo, sal y pimienta. Bajamos el fuego y dejamos reducir la salsa.
 
Para aprovechar el tiempo, vamos troceando la carne a tiras. Cuando tengamos la salsa lista, subimos el fuego y agregamos la carne. Esperamos hasta que quede doradita. En una olla ponemos agua a hervir con un poco de sal. En ella cocemos la pasta según las instrucciones del envase. Una vez que la tengamos en su punto la añadimos a la sartén y rehogamos un poco para que se integran bien todos los sabores.  Antes de retirar del fuego añadir el parmesano rallado.
Emplatar y decorar con las aceitunas negras. Et voilà!