Tarta salada de verduras y queso batido 0%

Pastel de verduras

Tiempo de preparación: 50 minutos + 35 0 40 minutos de horneado

La receta que hoy os traigo es una de esas que surgen de un día de mucho aburrimiento. Hace tiempo vi en el blog de Gastroandalusí  (si no lo conocéis os recomiendo que lo visitéis, porque tiene unas recetas increíbles) un pastel de calabacín con queso fresco batido y me pareció super interesante la idea. Así que en una mañana larga y aburrida me decidí a innovar un poquito. Y así nació mi tarta de verduras. Mi nevera siempre está repleta de verduras y nunca falta el queso batido (mi madre es una gran aficionada), por lo que solamente fue cuestión de echarle un poquito de imaginación y empezar a combinar. ¡Espero que os guste el resultado tanto como a mi!

Pastel de verduras

Ingredientes: (Para 6 personas)

Masa:

-500g de queso fresco batido 0% mg

-4 huevos

-2 latas de atún

-sal y pimienta negra

-nuez moscada

Relleno de verduras:

-1 cebolla

-1 calabacín

-1 berenjena

-1/2 puerro

-2 tomates para asar

-1/4 pimiento verde

-1/4 pimiento rojo

-queso parmesano

En un bol mezclamos el queso fresco con cuatro huevos previamente batidos. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada. Añadimos dos latas de atún desmigadas. ¡Atención! En esta receta es muy importante que todos los ingredientes estén lo más secos posible.

A continuación limpiamos y pelamos todas las verduras. Podemos cortarlas todas en brunoise, pero ya os dije que yo tenía ganas de entretenerme y las corté de diversas formas: la cebolla y el puerro en brunoise, el pimiento en juliana, el tomate y la berenjena en rodajas finas (con una mandolina) y por último hice tiras de calabacín con un pelapatatas.

En una sartén  ponemos a pochar la cebolla, el puerro y el pimiento. Por otro lado metemos en el microondas la berenjena y el puerro durante 7 minutos (a máxima potencia). Pasado este tiempo, sacamos y escurrimos el agua que hayan soltado las verduras.

Cuando las verduras de la sartén estén pochadas y doraditas, añadimos el calabacín. Rehogamos durante unos minutos.

Pastel de verduras

Por otro lado pasamos las rodajas de berenjena por laplancha o las volvemos a meter en el microondas para asegurarnos de que no sueltan agua.

Posteriormente, añadimos todas las verduras (salvo la berenjena y el tomate) al bol con la mezcla de queso batido y huevo. Mezclamos con cuidado.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Montaje:

Pincelamos un molde desmontable con aceite de oliva. Ponemos una base de berenjena. Añadimos el relleno de queso batido y verduras. Decoramos con el resto de berenjena y las rodajas de tomate. Espolvoreamos con parmesano rallado.

Horneamos a 180ºC durante 35 o 40 minutos en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador). Luego solo nos quedará desmoldar y disfrutar.

Esta receta es muy versátil así que podéis hacer vuestras propias combinaciones y luego me contáis que os ha parecido.

logo

Anuncios

Buffet libre de crêpes (versión reducida)

Buffet de crêpesTiempo de preparación: 50 minutos + 1 hora de espera

Cada vez que hay invitados en casa y tenemos que preparar comida para más comensales de los que estamos acostumbrados, el caos puede apoderarse de nuestra cocina. Además ¿Cuántas veces os ha pasado que a uno no le gusta la verdura y otro es precisamente vegetariano? ¿O que a alguien aborrece el queso y os lo dice justo cuanto comenzáis a preparar un risotto?A mí mas de una y de dos veces. Así que cada vez que me veo en esta situación opto por organizar un, como yo lo llamo, buffet libre a tamaño reducido.

Masa crêpes
Valor nutricional de 1 crêpe (masa únicamente)

Ingredientes: (Para 17 crêpes aprox.)

Para la masa:

-250 gramos de harina

-1 cucharada de azúcar (opcional)

-15 ml de aceite

-2 huevos

-Una pizca de sal

-500 ml de leche semidesnatada

Para el relleno:

Primera opción

-1 calabacín

-1 puerro

-1/2 cebolla

-queso de cabra

Segunda opción:

-250 g de pechuga de pollo

-1/2 cebolla

-1 pimiento verde

-8/9 aceitunas verdes

-1 cucharadita de tabasco suave

-2 rodajas de calabaza (Aprox. 60 g)

Tercera opción:

-1 tarrina de queso fresco

-20 tomates cherry de colores

-10 anchoas

Cuarta opción:

-4 huevos de codorniz

-150 gramos de champiñones laminados

-100 g de jamón en taquitos

-cebollino

Mezclamos todos los ingredientes de la masa con la batidora y refrigeramos durante una hora. Es importante que dejemos reposar la masa puesto que de esta manera obtendremos una mezcla homogénea y su cocción será más uniforme, así nuestras crêpes parecerán hechas por un verdadero profesional.

Una vez pasado este tiempo, sacamos la mezcla del frigorífico y dejamos que se temple. Añadimos aceite de oliva a la sartén para crêpes (Suelen tener paredes muy bajas y aproximadamente 15 o 20 cm de diámetro) y lo retiramos ligeramente con un poco de papel de cocina. Vertemos un poco de la masa, lo justo para cubrir el fondo de la sartén entero, y la repartimos inclinándola hacia los lados. Dejamos que se cueza a fuego medio durante dos minutos aproximadamente. Cuando empiecen a aparecer burbujas por debajo de ella, la despegamos con ayuda de una espátula y le damos la vuelta con cuidado. Dejamos que se haga por el otro lado. Conforme las vayamos teniendo listas, las vamos depositando unas encima de otras para mantener el calor. Si lo deseamos podemos ponerlas en una fuente al baño maría, así conseguiremos que sigan calientes por más tiempo.

Ahora pasamos a  preparar los rellenos.  Comenzamos picando en brunoise el calabacín, la mitad de una cebolla y el puerro. Calentamos un poquito de aceite de oliva en la sartén y ponemos a pochar las verduras a fuego medio.

Por otro lado picamos la pechuga de pollo, la otra media cebolla, el pimiento verde y la calabaza. Laminamos las aceitunas y los champiñones. Reservamos.

Partimos a la mitad los tomates cherry y cortamos el queso fresco. En un cuenco podemos servir ambos ingredientes o bien servir el queso en láminas en otro plato.

Llegado este punto, la verdura que se estaba pochando ya estará lista. Retiramos del fuego, las servimos en un cuenco y le añadimos en daditos el queso de cabra. Así con el calor que desprenda la verdura este se derretirá.

Ahora que tenemos la sartén libre ponemos a pochar las otras verduras: la cebolla, el pimiento verde y la calabaza. Cuando estén listas, añadimos el pollo y lo doramos. A continuación añadimos la cucharadita de tabasco suave y las aceitunas laminadas. Servimos en otro bol.

Por último preparamos el salteado de champiñones. Para ello los agregamos a la sartén y rehogamos. Pasados unos minutos incorporamos el jamón y el cebollino picado muy fino. Una vez estén tostaditos los champiñones los ponemos en otro cuenco. Ya tenemos casi listo los rellenos. Sólo nos falta poner las anchoas en un plato bonito y freír los huevos de codorniz justo cuando nos los vayamos a comer.

Buffet de crêpes

Et voilà!

logo

Pizza mediterránea a mi manera

Pizza mediterráneaTiempo de preparación: 40 minutos + 1h 30 min. de espera+ 25 min. de horneado

Darse un capricho de vez en cuando es más que saludable, sobre todo si es casero. No voy a mentiros y deciros que si preparáis la pizza en casa va a ser menos calórica que la de un restaurante, porque aunque en parte sea cierto, sus buenas calorías las aporta. Pero ¿quién dijo que comer pizza fuera un pecado? Nadie que yo sepa, y si alguien lo ha dicho a mi me ha entrado por un oído y me ha salido por el otro. Comer es uno de los mejores placeres de la vida y como ya muchas veces os he dicho seguir regímenes extra-estrictos (Salvo prescripción médica) no lleva a ningún lado, más que a amargarse. Y la vida es muy corta, así que apuntad la receta y ya me contaréis qué os parece.

Pizza mediterránea

Ingredientes: (Para 5 o 6 personas)

-Preparado para pan de Harimsa (Si no lo encontráis lo sustituís por 500 g de harina, 7 g de levadura de panadero y una pizca de sal) Con esta cantidad sale la masa “de pan” o sea, de fina nada. Para conseguir un resultado crujiente usad la mitad.

-1 calabacín mediano

-1 lata de anchoas

-1 tomate grande

-1/2 pimiento rojo de asar

-1 cebolla pequeña

-70 g de champiñones

– aceitunas negras (A gusto del chef)

-tomate frito

-150 g de queso bajo en grasas rallado

-Orégano

-Pollo o cerdo picado (Opcional)

Comenzamos preparando la masa. Para ello en un bol grande mezclamos la harina con la levadura. Luego añadimos 320 ml de agua fría (del frigorífico a 5 ºC  aprox.) y amasamos con las manos durante 8 minutos. Al principio esto será una tarea casi imposible, porque se pega mucho en las manos, pero si vais añadiendo harina, veréis como poco a poco llega un momento en el que se puede amasar sin problemas. Ahora la dejamos reposar tapada con un paño durante 1’30h.

Mientras esperamos a que la masa esté lista podemos ir preparando el relleno de la pizza. Limpiamos, pelamos y troceamos el pimiento, la cebolla y el calabacín. Calentamos una sartén y rehogamos las verduras. Si nuestros champiñones están enteros los limpiamos y laminamos. Hacemos lo mismo con las aceitunas. Por otro lado, pelamos el tomate y lo partimos a láminas finas. A continuación lo colocamos sobre un escurridor de pasta para que suelte el exceso de agua y no se nos quede blanda la pizza. Si le vamos a añadir algún tipo de carne, la picamos y la marcamos en la sartén.

Pasado este tiempo limpiamos la encimera o la zona donde la vayamos a amasar y espolvoreamos harina tanto en esa superficie como en el rodillo. Cogemos la masa y la estiramos dándole la forma de la bandeja donde la vayamos a hornear. Si  nuestra masa está inmanejable, bastará con espolvorear un poco más de harina hasta que no se nos pegue en las manos.

Precalentamos el horno a 190 grados en modo Pizza (Calor en la base únicamente). Cubrimos la bandeja con papel de hornear y extendemos nuestra base de pizza. Esparcimos un poco de orégano seco y cubrimos con una capa de tomate frito y otra del queso rallado. Ahora agregamos las verduras rehogadas, los champiñones, las aceitunas, el tomate en láminas, las anchoas y la carne.  Finalmente horneamos 25 minutos. Si queremos un resultado más tostado, podemos cambiar el modo del horno los últimos 5 minutos a Gratin.

Et voilà!

logo

Tagliatelle de calabacín con boloñesa

Tagliatelle de calabacín

Tiempo de preparación: 25 minutos

¿Es esta una entrada de la sección de pasta o de la de verdura? Difícil pregunta, sobre todo después de comprobar lo rico que está. Yo creo que podríamos considerarlo un híbrido o algo así, ya que como Hannah Montana diría tiene lo mejor de los dos mundos. Un plato perfecto, apto para todos los públicos, en especial para enseñarles a los niños que comer verduras no tiene por qué ser aburrido (aunque suene a tópico, es cierto).

Tagliatelle calabacín 

Ingredientes: (Para tres personas)

-3 o 4 calabacines medianos

-2 hojas de apio

-1 diente de ajo

-1/2 vaso vino fino

-1/2 vaso de caldo de pollo

-250 g de tomate triturado

-400 g de solomillo de cerdo

-1 cebolla

-1/2 zanahoria

-Orégano

-Sal y pimienta

-AOVE

Los tagliatelle se cocinan super rápido así que lo que más tiempo nos llevará será la salsa. Comenzamos picando la cebolla, el ajo y la zanahoria a dados pequeños. Calentamos un poco de AOVE en una sartén y pochamos las verduras.  Cuando estén doradas añadimos el apio troceado junto con el tomate triturado, el orégano, el vino blanco y el caldo de pollo. Dejamos reducir a fuego medio durante 15 minutos.

Mientras tanto lavamos los calabacines y los pelamos. Con ayuda de una mandolina o de un pelapatatas hacemos tiras de calabacín tan finas como podamos, sin utilizar la parte de las semillas. esta la podemos guardar y usarla en pistos o cremas de verduras. Calentamos una olla con agua y cuando llegue a ebullición añadimos los calabacines, bajamos un poco el fuego y dejamos cocer durante 6 o 7 minutos. El tiempo de cocción va a depender de lo “al dente” que queramos la verdura. Con 5 minutos es suficiente, pero a mí me gusta que esté bastante blandita. Un truco es añadir la sal una vez que ya están cocidos porque si no pierden textura.

Una vez reducida, pasamos la salsa con la batidora de mano. A continuación picamos la carne y la freímos en una sartén aparte. Una vez lista la añadimos a la salsa y mezclamos con los tagliatelle. ¡Servir y listo!

logo

Calabapizza

Calabapizza

Tiempo de preparación: 30 minutos
Esta fabulosa receta de Isasaweis es una versión de la pizza baja en calorías, perfecta para noches en las que queremos darnos un capricho sin sacrificar nuestra línea. En concreto esta receta fue la que me hizo meterme de lleno en el mundillo de la cocina saludable.
Los principales beneficios de este plato son:
.

1.-La base de esta pizza son trozos de calabacín. Al contrario de las masas de pizza caseras, las cuales tienen aproximadamentre 250 calorías por cada 100 gramos, los calabacines solo cuentan con 23 kcal por cada 100 gramos, debido a que su composición es mayoritariamente agua. Además de ser bajo en grasas, contiene vitaminas del grupo B y C, fibra y folatos

.

2.-Utilizamos solomillo de cerdo u otra carne magra en vez de salchichas, salami, chorizo… Por lo que nos ahorramos unos cuantos gramos de grasa que acabarán haciéndonos engordar, sin contar con los perjudiciales nitritos y nitratos que contienen los embutidos.

.

3.-Hemos sustituido el queso convencional por otro bajo en grasas. Este punto es principalmente importante para aquellos que deseen perder peso, puesto que el queso en cantidades moderadas es muy saludable.

NutritionLabel (12)

Ingredientes: (para tres personas)

-3  calabacines grandes
.
.-1 diente de ajo
.
-Tomate frito al gusto
.
-100 gramos de queso light
.
-Orégano
.
-Cebolla en polvo
.
-Ajo en polvo
.
.
Para decorar:
 
-2 latas de atún al natural
-100 gramos de solomillo de cerdo
-Aceitunas sin hueso
.
Para la salsa BBQ:
-3 cucharadas de kétchup light
-1 cucharada de tomate frito
-1 ½ cucharada de vinagre de manzana
-1 cucharita de tabasco dulce
.
3 cucharadas de vino tinto
-½ cebolla grande o una pequeña
.
.
 .

Pelamos y cortamos a láminas el calabacín. Sazonamos y cocemos en el microondas durante 6 minutos. Pasado este tiempo los sacamos y vaciamos el agua que hayan podido producir. Los volvemos a meter otros 4 minutos.

.

Mientras esperamos a que se cocinen los calabacines, en una sartén pequeña ponemos a sofreír la cebolla y el ajo picados a daditos. Cuando estén dorados añadimos el kétchup, el tomate frito, el vinagre, el tabasco dulce y el vino tinto. Dejamos reducir durante cuatro o cinco minutos. Picamos la carne con cuchillo y la añadimos a la sartén.

.

Una vez tenemos listos los calabacines los pasamos por la plancha con muy poco aceite, para eliminar la mayor cantidad de agua posible. Cuando los veamos ligeramente dorados los retiramos del fuego.

.

Ahora pasamos al montaje de nuestra pizza. Colocamos los calabacines en el fondo de una fuente que quepa en vuestro microondas. Salpimentamos y agregamos el tomate frito, parte del queso rallado light, las aceitunas y el orégano. Este proceso variará dependiendo de la forma de vuestro recipiente. Si tiene una base amplia y poco profunda, colocaremos una única capa; si por el contrario la base es estrecha y con paredes altas, repetiremos este proceso hasta acabar con todos los calabacines.

.

Para coronar nuestra pizza la dividiremos en dos mitades. En una colocaremos el atún, un poco de cebolla y ajo en polvo y más queso rallado. En la otra pondremos la carne en salsa previamente preparada y la cubriremos con el resto del queso.

.

Por último sólo nos quedará calentar al microondas durante cinco minutos a 800W y ¡a disfrutar!

logo