Bocaditos de tarta de queso

DSC_1429

Tiempo de preparación: 30 minutos + 8 horas de refrigeración

¿Qué tal han ido las vacaciones? Hoy os traigo una receta muy dulce para aliviar, aunque sea un poco, la depresión post-vacacional. Esta receta es del cuaderno de páginas ya amarillas en el que mi padre tiene escritas las recetas que se llevan preparando en mi casa desde hace años. Dos años atrás, me aficioné a organizar fiestas y meriendas en mi casa y empecé a pensar en postres cucos; así se me ocurrió la idea de hacer estos bocaditos de tarta de queso.

La clave de este postre es prepararlo el día de antes porque así las galletas se quedan blanditas y es mucho más fácil de comer. Si no tenéis tiempo, con ayuda de un pincel podéis humedecerlas ligeramente con almíbar.

Ingredientes:

-2 tarrinas de queso Philadelphia (175 g cada uno)

-2 cucharadas soperas de azúcar

-2 sobres de gelatina de limón

-300 ml de leche Ideal (Tenemos que meterla en el congelador al menos una hora antes para que esté bien fría)

-Ralladura de limón

-Galletas María

-1 bote de mermelada de mora/frutos rojos/fresa…

DSC-567

Comenzamos calentando en una olla azúcar y agua (La cantidad de agua que usaremos para diluir la gelatina vendrá en las instrucciones del paquete). Cuando comience a hervir retiramos del fuego e incorporamos la gelatina, la raspadura de limón y el queso.

Pasamos la mezcla al vaso de la batidora de mano y batimos hasta obtener una mezcla fina y homogénea.

Batimos la leche Ideal con unas varillas hasta que espume y adquiera consistencia.

Incorporamos la mezcla anterior a la leche ideal y vertemos en un molde previamente untado con mantequilla.

DSC_1427

Se introduce en la nevera hasta que endurezca (Aproximadamente 8 horas). Pasado este tiempo, sacamos nuestra tarta del frigorífico y con ayuda de un cortapastas redondo recortamos círculos de un diámetro ligeramente menor que el de las galletas que vayamos a emplear.

Untamos las galletas con mermelada y montamos nuestro sandwich.

logo

Carne rellena

20160804_145226.jpg

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Esta carne es el plato estrella de nuestras cenas de Navidad en Badajoz. Es muy sencilla de preparar pero está sumamente rica. Yo llevo años observando como mi abuela y mi padre la preparaban hasta que ahora he decidido robarles el puesto y contaros cómo se hace.

Ingredientes: Para 4-5 personas

-900 g de lomo de cerdo (También podéis usar ternera. Como siempre preguntad al carnicero, él será quién mejor os aconseje)

-75 g de aceitunas sin hueso

-1 pimiento asado si lo preparamos en casa, si no con los de lata (150 g) también queda muy bien

-100 g de jamón ibérico

-2 huevos pequeños

-Hilo de cocina

-1 cebolla

-4 dientes de ajo

-3 hojas de laurel

-1 vaso grande de vino blanco

Para poder enrollar la carne una vez rellena necesitaremos convertir el lomo en un gran filete. Si no os atrevéis a hacerlo en casa podéis pedirle al carnicero que os lo corte él.

Comenzamos cociendo los huevos en una olla pequeña.

Extendemos la carne sobre una bandeja y empezamos a colocar el relleno. Importante SOLO en la mitad o 3/4  del filete, ya que si lo cubrimos entero cuando lo enrollemos empezaría a salirse todo.

Primero ponemos una capa de jamón, luego la mitad del pimiento asado cortado a tiras y las aceitunas. Cuando estén listos los huevos, los pelamos y los colocamos junto con el resto de ingredientes.

20160804_120340

Luego ponemos otra capa de jamón y pimientos y enrollamos. Lo último que nos queda es bridar el lomo, si no sabéis como hacerlo aquí tenéis un video que lo explica genial.

Ponemos aceite a calentar en una olla grande. Picamos la cebolla y el ajo y los sofreímos. Cuando esté bien pochada la cebolla, añadimos el laurel y la carne. La sellamos. Cuando esté dorada añadimos el vino, y dejamos que coja el sabor durante unos minutos. Luego cubrimos con agua y dejamos cocer durante 1 hora.

Pasado este tiempo sacamos la carne, le quitamos los hilos y esperamos a que se enfríe para poderla cortar bien. Si la salsa está muy líquida todavía, podemos dejarla reducir unos minutos. Luego con ayuda de la batidora conseguiremos una salsa ligera y deliciosa.

logo

 

Volovanes con crema de queso y tomates cherry confitados

tomates 2

Tiempo de preparación: 2 horas

Julio: séptimo mes del año en el que por fin llegan las vacaciones (por lo menos para los estudiantes) y ese asfixiante calor tan típico de Sevilla. Por fin, puedo decir que tengo tiempo libre no sólo para cocinar, sino también para investigar y cotillear por otros blogs. Así y a través del blog de Migas en la mesa (Por cierto, si no lo conocéis pasaros por él porque os va a encantar, os lo aseguro), conocí el blog de La cajita de Nieves y Elena. Era inevitable que me fijara en su nuevo concurso cuyo premio era una comida en nada más y nada menos que el prestigioso restaurante El Bohío, propiedad de Pepe y Diego Rodríguez.

Obviamente, la oportunidad de visitar un restaurante como este no se puede desperdiciar; por ello, en cuanto me enteré me puse manos a la obra. El concurso consistía en elegir una receta de su blog y prepararla al estilo del Bohío. En mi caso escogí la tarta salada de cherrys (Me chiflan las tartas saladas de queso y verduras), y le hice pequeñas modificaciones para adaptarla a la presentación que tenía pensada, aunque espero haber conservado la esencia del plato.

Espero que os guste!

Ingredientes (Para unos 8-10 volovanes)

Para los volovanes:

-2 láminas de hojaldre

-1 huevo

-Agua

-2 cortapastas redondos de diferente tamaño

Para la crema de queso:

-200 g de queso de rulo de cabra

-50 ml de leche

-Cebollino

-Sal y pimienta

Para los tomates cherry confitados:

-300 g de tomates cherry

-4 cucharadas soperas de azúcar moreno

-3 cucharadas de vinagre de Módena

-AOVE

-1 clavo de olor

-Hielo

 

Comenzamos preparando los volovanes.

Sacamos el hojaldre del frigorífico 20 minutos antes de usarlo. Con el cortapastas de mayor tamaño recortamos 24 círculos. De esos, 8 los reservamos que serán los que empleemos como base de nuestros volovanes. Al resto, le recortamos un agujero con el cortapastas de menor tamaño, como si estuviésemos haciendo donuts.

20160710_125711

Mojamos la base con un poco de agua y pegamos el primer círculo. Volvemos a mojar y pegamos el segundo. Pinchamos la base con un tenedor, para evitar que suba mucho (aunque lo que suba del centro lo eliminaremos luego, una vez horneados y fríos).

20160710_130100

Pintamos con el huevo batido. Hace tiempo vi a Bruno Oteiza preparar volovanes en su programa y recomendó que los pintásemos con huevo fuera de la bandeja de horno, ya que en caso contrario, si resbalaba un poco de huevo por las paredes, al entrar en el horno caliente, éste se cuajaba e impedía que el hojaldre subiera correctamente.

Una vez pintados, los ponemos en la bandeja de horno sobre papel vegetal. Horneamos a 180º en modo pastel durante 18-20 minutos (Hasta que veáis que están bien doraditos).

Mientras se hornean iremos confitando los tomates cherry. Lo primero que tenemos que hacer es pelarlos. Para ello lo más fácil y útil es escaldarlos. Yo debo reconocer que nunca antes había escaldado nada, pero siempre hay una primera vez para todo ¿no? Además he de decir que el resultado es increíble, nunca me hubiera imaginado que sería tan fácil pelarlos luego.

Hacemos un pequeño corte en la piel del tomate. Ponemos agua a hervir en una cacerola pequeña. Cuando llegue a ebullición bajamos un poco el fuego e introducimos los tomates durante unos 5 segundos, luego los pasamos a un bol con agua y cubitos de hielo. Después de esto retirar la piel será pan comido.

Una vez tengamos todos los tomates peladitos, los colocaremos en una olla junto con un buen chorreón de aceite, el vinagre, el azúcar moreno y el clavo. Cocinamos a fuego muy bajo durante 30-40 min.

Cuando los volovanes estén dorados, los sacamos del horno y los dejamos enfriar.

Mientras tanto, terminaremos nuestra receta con la crema de queso. En el vaso de la batidora de mano, añadimos el queso, la leche y el cebollino picado. Salpimentamos. Batimos hasta obtener una crema suave y homogénea.

Finalmente solo nos queda emplatar:

tomates

Lo primero de todo es retirar el hojaldre que haya crecido en el centro de nuestros volovanes con ayuda de un cuchillo y sobre todo con mucho mucho cuidado.

Luego con la ayuda de una manga pastelera, repartiremos un poco de crema de queso en cada cestita de hojaldre. Por último, coronamos con unos tomatitos cherrys.

Para decorar yo añadí unas finas láminas de aguacate e hice un caramelo con el vinagre de Módena y el azúcar moreno.

Et voilá! Una receta sencilla y que no dejará a nadie indiferente.

logo

 

 

Blondie de frambuesa con chocolate blond

retocada1

Tiempo de preparación: 50 minutos-1 hora

Creo que a esta receta le sobran las explicaciones y presentaciones.

Yo ya estoy escuchando al blondie llamarme desde la cocina, diciendo: cómeme!! Puede resultar muy persuasivo, pero yo me resisto, o eso intento. La verdad, es que los dulces en mi casa duran nada y menos.

Así que, si eres de esos que no se pueden resistir a un buen pastel de chocolate blanco, esta es la receta perfecta para ti.retocada2

Aprovecho para recomendaros que probéis el nuevo chocolate de Nestlé, el cuarto chocolate-como ellos han denominado. Por si todavía no os habéis enterado, os explico un poco: resulta que un día se dejaron olvidado durante unas horas, chocolate blanco en un baño maría. El resultado fcue un chocolate con un bonito color dorado y un sabor que recuerda al dulce de leche y al caramelo.

Bueno, pasemos a la receta que sé que lo estáis deseando.

Ingredientes:

-250 g de harina

-300 g de azúcar moreno

-180g de mantequilla

-330 g de huevo

-dos pizcas de sal

-3 cucharaditas de esencia de vainilla (Vahiné)

-250 g de chocolate blanco (200 g para fundir y 50g para decorar) Yo como os he explicado usé 200 g de chocolate blanco para la masa y 50 g de chocolate blond para decorar.

-100 g de frutos rojos

Picamos el chocolate blanco y lo fundimos junto con la mantequilla a baño María.

IMPORTANTE: para hacer correctamente un baño maría es importante que el cuenco donde tengamos el chocolate no llegue nunca a tocar el agua, porque se podría quemar.

Retiramos y dejamos que entibie. En un cuenco, batimos ligeramente los huevos con el azúcar y la esencia de vinilla. Incorporamos a la mezcla el chocolate y la mantequilla fundida.

A continuación, tamizamos y agregamos la harina. Añadimos las nueces picadas y una pizca de sal.  Mezclamos bien e incorporamos las frambuesas (previamente descongeladas si es que estaban congeladas). Las repartimos con cuidado de que no se deshagan.

retocada3

Precalentamos el horno a 180º C. Forramos un molde cuadrado con papel de horno enmantecado. Colocamos la masa en el molde y decoramos con trocitos de chocolate blond. Horneamos durante unos 25 – 28 min a 180 º C en modo pastel.

Cuando vayáis a comprobar si está hecho, tened en cuenta que el centro del blondie siempre manchará un poco el palillo.

¡Espero que os guste y me contéis que os ha parecido!

logo

Espagueti al pomodoro

retocada 5

Tiempo de preparación: 40 minutos

¡Hola chicos! Antes de nada, quería disculparme por haber estado desconectada del mundo durante tanto tiempo; pero en época de exámenes queda poco tiempo para hacer nada. La buena noticia es que ya estoy de vuelta.

Durante todo este tiempo le he estado dando vueltas al coco pensando en nuevas ideas para el blog, hasta que un gran día se me encendió la bombilla y se me ocurrió esta idea: reinventar mis primeras recetas, mejorando sus puntos débiles y potenciando los fuertes.

Hace dos años cuando comencé mi aventura culinaria sabía lo justo y necesario para preparar platos dignos y no morirme de hambre, pero ahora –aunque me falte aún muchísimo por aprender- he mejorado un poco (o al menos eso creo); así que decidí mostraros las modificaciones que les he ido haciendo poco a poco a mis primeras recetas, hasta llegar a convertirse en lo que hoy son.

PicMonkey Collage.jpg

Con esto no quiero más que demostraros que quien la sigue la consigue, que si yo puedo mejorar estoy segura de que vosotros podéis hacerlo aún mejor y sobre todo animaros a todos aquellos que me leéis, pero no os atrevéis a poneros manos a la obra, a perder el miedo a la cocina. Porque, aunque no niego que pueda parecer muy complicado y trabajoso, lo que es seguro es que la satisfacción que consigues comiéndote tus platos y viendo la cara de felicidad de los tuyos no se compara con nada.

Así que, sin más dilación comenzamos la receta:

Tal y como dije en su día: “Hoy me he levantado con unas ganas inmensas de visitar Italia. De pasear por esas preciosas calles, cruzar el puente vecchio y jurar amor eterno con un candado o simplemente, tirar una moneda a la fontana di Trevi.  Es por eso que me he decidido a cocinar un delicioso plato con aroma puramente italiano: Pasta Pomodoro”.

Ingredientes: (para dos personas)

-200 gramos de carne de pollo o lomo de cerdo

100 140 gramos de tagliatelle o en su defecto, espaguetis

.

Para la salsa de tomate:

– 1/2 cebolla

1 2 dientes de ajo

-tomate frito y 3 tomates maduros 600 g de tomate natural triturado (Ni punto de comparación, es mucho más fácil de preparar así)

-tomillo y orégano Albahaca (Son dos especias que a mí me encantan, pero prefiero la albahaca porque le aporta mucha frescura y ligereza al plato)

-sal

-pimienta

– 2 cayenas

 .

Para decorar:

– 20 gramos de parmesano rallado

-aceitunas negras

retocada 4

Mientras esperamos a que se caliente la sartén, cortamos a daditos pequeños la cebolla y el ajo. A continuación los pochamos a fuego lento. Una vez dorados añadimos a la sartén el tomate triturado, la albahaca (previamente lavada y picada), y las cayenas. Salpimentamos. Bajamos el fuego y dejamos reducir la salsa.

Para aprovechar el tiempo, troceamos la carne a tiras y la añadimos a la salsa la doramos en otra sartén (porque si la agregáramos directamente a la salsa se cocería y no quedaría tan sabrosa como si la hubiéramos frito aparte). Una vez dorada, la añadimos a la salsa de tomate. En una olla ponemos a hervir agua con un poco de sal. En ella cocemos la pasta según las instrucciones del envase. Cuando esté en su punto, la añadimos a la sartén y rehogamos un poco para que se integren bien todos los sabores la escurrimos y emplatamos.  Regamos con la salsa de tomate y decoramos con las aceitunas picadas y el queso parmesano rallado.

La verdad, no es que tenga nada en contra de mezclar los espaguetis con la salsa en la sartén, ricos van a estar igualmente, pero creo que queda mucho más bonito y resultón si la salsa la añadimos al final.

Espero que os haya gustado y que me contéis que tal os queda.

logo

Arroz con pollo a la Pantoja

Arroz con pollo a la Pantoja

Tiempo de preparación: 40 minutos

Hace varios años ya desde que la tonadillera Isabel Pantoja explicara en televisión española su famoso “Pollo a la Pantoja”. Se trata de una receta sencilla pero con un resultado espectacular, tanto que fue uno de los platos estrella de su restaurante “La cantora” (Fuengirola) mientras estuvo abierto. Os dejo aquí el enlace al video con la receta original por si os apetece verlo.

La salsa está para mojar pan y consigue que el pollo quede jugosísimo. Así que como en mi casa nos encanta el arroz me dije: ¿Por qué no mezclar las dos cosas? Y así es como resultó esta receta.

Arroz con pollo a la Pantoja

Ingredientes: (4 personas)

-320 gramos de arroz

-1 pechuga de pollo (300 gramos aprox.)

-2 cebollas medianas

-2 o 3 dientes de ajo

-1 pimiento verde

-4 tomates maduros

-175 ml de vino blanco o cerveza (a mí me gusta más con cerveza)

-2 vasos de caldo de pollo

-tomillo

-romero

-1 hoja de laurel

-1 guindilla

Comenzamos cortando en juliana la cebolla, los ajos y el pimiento. Las añadimos a una sartén con aceite de oliva. Mientras tanto limpiamos y troceamos la pechuga de pollo. Cuando las verduras empiecen a estar pochadas añadimos los trozos de pollo y dejamos que se dore. Cuando esté listo el sofrito añadimos los tomates pelados y cortados a dados, salpimentamos y dejamos que se reduzca un poco.

Arroz con pollo a la Pantoja

A continuación agregamos el arroz y lo tostamos un poco. Añadimos luego la cerveza, el caldo de pollo y las hierbas aromáticas (el tomillo, el romero, el laurel y la guindilla). Llevamos a ebullición y dejamos cocer durante unos 20 minutos a fuego bajo.

Consejo: Si veis que el arroz necesita más líquido u os gusta más caldoso, podéis añadir un poco más de cerveza o caldo de pollo.

logo

Ensalada templada de quinoa y calabaza

Ensalada templada de quinoa y calabaza

Tiempo de preparación: 45 minutos
La quinoa se ha convertido en uno de mis ingredientes saludables favoritos. Fue elegida en 2013 por la FAO como el alimento del año por sus beneficios nutricionales. A pesar de ser una semilla se consume de manera similar al grano y destaca por ser una gran fuente de proteínas de calidad, fibra dietética, grasas poliinsaturadas y minerales.

Esta receta me recuerda al invierno, será por ser una ensalada templada o por la mezcla de calabaza y miel. La verdad es que no sé exactamente qué es lo que me enamoró de esta ensalada, pero lo que os puedo aseguro es que a vosotros también os encantará.

Ensalada templada de quinoa y calabaza

Ingredientes: (Para 3 personas)
-500 gramos de calabaza zapallo
-100 gramos de quinoa
-100 gramos de arroz
-150 g de queso feta
-50 gramos de uvas pasas
-1 cebolla mediana
-1 zanahoria mediana
-1 cayena
-1/2 cucharadita de cayena
-2 cucharadas de miel
-1 cucharada de vinagre
-20 almendras troceadas
-sal y pimienta

Empezamos la receta pelando y troceando a dados la calabaza. La metemos 6 minutos al microondas a máxima potencia para ablandarla. En una sartén con un poquito de aceite de oliva ponemos a tostar las almendras junto con una cayena, el tabasco, la sal y la pimienta. Las apartamos en un plato y reservamos.

Ensalada templada de quinoa y calabaza
Pelamos y picamos la cebolla y la zanahoria. Las pochamos en una sartén. Salpimentamos.
Ponemos agua a hervir y cuando esté en ebullición añadimos el arroz y la quinoa. Bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer entre 15 o 20 minutos. Mientras tanto, agregamos la calabaza a la sartén con la cebolla y la zanahoria. Añadimos un poco más de aceite de oliva, la miel y el vinagre. Rehogamos.
Cuando el arroz y la quinoa estén listos lo incorporamos a la sartén. Desmigamos el queso feta y lo agregamos junto con las almendras y las uvas pasas.

Removemos y servimos.

¡A disfrutar!

logo

Tarta salada de verduras y queso batido 0%

Pastel de verduras

Tiempo de preparación: 50 minutos + 35 0 40 minutos de horneado

La receta que hoy os traigo es una de esas que surgen de un día de mucho aburrimiento. Hace tiempo vi en el blog de Gastroandalusí  (si no lo conocéis os recomiendo que lo visitéis, porque tiene unas recetas increíbles) un pastel de calabacín con queso fresco batido y me pareció super interesante la idea. Así que en una mañana larga y aburrida me decidí a innovar un poquito. Y así nació mi tarta de verduras. Mi nevera siempre está repleta de verduras y nunca falta el queso batido (mi madre es una gran aficionada), por lo que solamente fue cuestión de echarle un poquito de imaginación y empezar a combinar. ¡Espero que os guste el resultado tanto como a mi!

Pastel de verduras

Ingredientes: (Para 6 personas)

Masa:

-500g de queso fresco batido 0% mg

-4 huevos

-2 latas de atún

-sal y pimienta negra

-nuez moscada

Relleno de verduras:

-1 cebolla

-1 calabacín

-1 berenjena

-1/2 puerro

-2 tomates para asar

-1/4 pimiento verde

-1/4 pimiento rojo

-queso parmesano

En un bol mezclamos el queso fresco con cuatro huevos previamente batidos. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada. Añadimos dos latas de atún desmigadas. ¡Atención! En esta receta es muy importante que todos los ingredientes estén lo más secos posible.

A continuación limpiamos y pelamos todas las verduras. Podemos cortarlas todas en brunoise, pero ya os dije que yo tenía ganas de entretenerme y las corté de diversas formas: la cebolla y el puerro en brunoise, el pimiento en juliana, el tomate y la berenjena en rodajas finas (con una mandolina) y por último hice tiras de calabacín con un pelapatatas.

En una sartén  ponemos a pochar la cebolla, el puerro y el pimiento. Por otro lado metemos en el microondas la berenjena y el puerro durante 7 minutos (a máxima potencia). Pasado este tiempo, sacamos y escurrimos el agua que hayan soltado las verduras.

Cuando las verduras de la sartén estén pochadas y doraditas, añadimos el calabacín. Rehogamos durante unos minutos.

Pastel de verduras

Por otro lado pasamos las rodajas de berenjena por laplancha o las volvemos a meter en el microondas para asegurarnos de que no sueltan agua.

Posteriormente, añadimos todas las verduras (salvo la berenjena y el tomate) al bol con la mezcla de queso batido y huevo. Mezclamos con cuidado.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Montaje:

Pincelamos un molde desmontable con aceite de oliva. Ponemos una base de berenjena. Añadimos el relleno de queso batido y verduras. Decoramos con el resto de berenjena y las rodajas de tomate. Espolvoreamos con parmesano rallado.

Horneamos a 180ºC durante 35 o 40 minutos en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador). Luego solo nos quedará desmoldar y disfrutar.

Esta receta es muy versátil así que podéis hacer vuestras propias combinaciones y luego me contáis que os ha parecido.

logo

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Tiempo de preparación: 25 minutos

El sabor del salmón junto con el del atún rojo son dos de mis sabores favoritos en cuanto a pescado se refiere. Este glaseado consigue realzar su sabor natural sin enmascararlo.

Además os traigo buenas noticias, no solamente está más que rico si no que el salmón, que pertenece a la familia de los pescados azules, es muy beneficioso para la salud cuando se consume con moderación. Según la web de Eroski Consumer, 100 gramos de carne aportan unos 11 gramos de grasa rica en omega-3. Esto significa que nos ayuda a mantener unos niveles saludables de colesterol y a aumentar la fluidez de la sangre, reduciendo la formación de coágulos y la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en el caso de padecer hiperuricemia o gota su consumo está desaconsejado, por contener una sustancia denominada purina que favorece la producción de ácido úrico.

Así que ahora que conocéis todos sus beneficios, os animo a preparar esta receta que además de ser facilísima, está de rechupete.

Salmón con glaseado

Ingredientes: (Para 4 personas)

-4 lomos de salmón

 -300ml de vinagre balsámico

-120 ml de vino blanco

–3 cucharadas de miel

-2 cuchradas de mostaza

-2 dientes de ajo

-pimienta negra

-2 cucharadas de aove

-sal

En una sartén ponemos a dorar los dientes de ajo con un poco de aceite de oliva. Una vez estén listos añadimos el vinagre, el vino blanco, la miel y la mostaza. Salpimentamos y dejamos reducir hasta que adquiera una consistencia espesa.

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Precalentamos el horno a 180 ºC.

A continuación, preparamos una bandeja de horno pintándola con aceite de oliva. Disponemos los lomos de salmón con la piel hacia abajo. Salpimentamos y los pintamos con el glaseado previamente preparado.

Horneamos durante unos 15 minutos a 180ºC en modo pescado. Como ya sabéis cada horno es un mundo, así que ajustad el tiempo en función del vuestro.

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Consejo: Si queréis que el sabor del glaseado sea más intenso, tras 5 o 6 minutos de horneado volvemos a pintar con el resto de la salsa.

Et voilà! A disfrutar.

logo

Casa Tomás (Plasencia)

El restaurante Casa Tomás fue inaugurado en el año 2000. Se encuentra situado en la Avenida de Salamanca en Plasencia (Cáceres) y es el lugar perfecto para recuperar fuerzas tras un agradable paseo por el acueducto romano de la ciudad.

Cuenta con un salón espacioso, decorado con mimo y de estilo muy clásico. Cada detalle está cuidadosamente escogido para crear un ambiente acogedor y reconfortante. A esto se le une el exquisito trato de los camareros, los cuales te hacen sentir como en casa. Algo que me gustó mucho, fue el hecho de que el jefe de salón e incluso el propio dueño se pasearan por las mesas interesándose por los clientes. Además de contar con una extensa carta de vinos, las especialidades de la casa son los pescados y los asados.

Todos los platos rebosaban frescura y calidad. Nosotros optamos por las sugerencias del día que se encontraban fuera de carta. A pesar de que los asados requerían esperar bastante tiempo debido a que eran preparados al momento, los camareros nos advirtieron de ello previamente y se mostraron muy atentos trayéndonos de manera gratuita dos tapas para amenizar la espera: una de queso de la zona con pan y aceite y otra de rodajas de tomate con escamas de sal maldon y aceite de oliva aromatizado.

Probamos una lubina al Ajoarriero (preparada al horno con ajos y pimentón de la Vera), la cual estaba exquisita, muy jugosa y sobre todo sabrosísima. El ajo y el pimentón resaltaban el sabor del pescado, sin restarle importancia o enmascararlo. También cabe destacar que es uno de los pocos restaurantes que he visitado donde limpien el pescado delante tuya antes de servírtelo.

Lubina al ajoarriero
Lubina al Ajoarriero (14,5 €)

Por otro lado, pudimos degustar un suculento entrecot de buey acompañado de patatas fritas y pimientos asados.  La carne estaba hecha justo en su punto, muy tierna y deliciosa.

Entrecot de buey
Entrecot de buey (22 €)

Finalmente, el que en mi opinión es el plato estrella de la casa es la paletilla de cabrito asada, servida con patatas fritas y cebolla. Debo reconocer que me enamoró desde el primer bocado. Nunca había probado una paletilla tan sabrosa. Además, las cebollas asadas al horno combinaban a la perfección con la carne, suavizando ligeramente el sabor fuerte del cabrito.

Cabrito asado
Cabrito asado (24 €)

De postre nos decidimos por una tarta de queso hecha al horno, sobre una cama de natillas y mermelada de fresa y una porción de tiramisú. Sinceramente, estaban tan buenos que ni me acordé de hacerles fotos.

Comer en Casa Tomás no es precisamente barato, pero merece la pena con creces. Si visitas Plasencia es una experiencia que no puedes dejar de probar ya que seguro que no te decepcionará.

Dirección: Avda. Salamanca Nº12, 10600 – Plasencia (Cáceres)

Teléfono: 927 41 90 51 – 927 41 90 52

Página web: http://casatomas.com/