Ensalada templada de quinoa y calabaza

Ensalada templada de quinoa y calabaza

Tiempo de preparación: 45 minutos
La quinoa se ha convertido en uno de mis ingredientes saludables favoritos. Fue elegida en 2013 por la FAO como el alimento del año por sus beneficios nutricionales. A pesar de ser una semilla se consume de manera similar al grano y destaca por ser una gran fuente de proteínas de calidad, fibra dietética, grasas poliinsaturadas y minerales.

Esta receta me recuerda al invierno, será por ser una ensalada templada o por la mezcla de calabaza y miel. La verdad es que no sé exactamente qué es lo que me enamoró de esta ensalada, pero lo que os puedo aseguro es que a vosotros también os encantará.

Ensalada templada de quinoa y calabaza

Ingredientes: (Para 3 personas)
-500 gramos de calabaza zapallo
-100 gramos de quinoa
-100 gramos de arroz
-150 g de queso feta
-50 gramos de uvas pasas
-1 cebolla mediana
-1 zanahoria mediana
-1 cayena
-1/2 cucharadita de cayena
-2 cucharadas de miel
-1 cucharada de vinagre
-20 almendras troceadas
-sal y pimienta

Empezamos la receta pelando y troceando a dados la calabaza. La metemos 6 minutos al microondas a máxima potencia para ablandarla. En una sartén con un poquito de aceite de oliva ponemos a tostar las almendras junto con una cayena, el tabasco, la sal y la pimienta. Las apartamos en un plato y reservamos.

Ensalada templada de quinoa y calabaza
Pelamos y picamos la cebolla y la zanahoria. Las pochamos en una sartén. Salpimentamos.
Ponemos agua a hervir y cuando esté en ebullición añadimos el arroz y la quinoa. Bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer entre 15 o 20 minutos. Mientras tanto, agregamos la calabaza a la sartén con la cebolla y la zanahoria. Añadimos un poco más de aceite de oliva, la miel y el vinagre. Rehogamos.
Cuando el arroz y la quinoa estén listos lo incorporamos a la sartén. Desmigamos el queso feta y lo agregamos junto con las almendras y las uvas pasas.

Removemos y servimos.

¡A disfrutar!

logo

Tarta salada de verduras y queso batido 0%

Pastel de verduras

Tiempo de preparación: 50 minutos + 35 0 40 minutos de horneado

La receta que hoy os traigo es una de esas que surgen de un día de mucho aburrimiento. Hace tiempo vi en el blog de Gastroandalusí  (si no lo conocéis os recomiendo que lo visitéis, porque tiene unas recetas increíbles) un pastel de calabacín con queso fresco batido y me pareció super interesante la idea. Así que en una mañana larga y aburrida me decidí a innovar un poquito. Y así nació mi tarta de verduras. Mi nevera siempre está repleta de verduras y nunca falta el queso batido (mi madre es una gran aficionada), por lo que solamente fue cuestión de echarle un poquito de imaginación y empezar a combinar. ¡Espero que os guste el resultado tanto como a mi!

Pastel de verduras

Ingredientes: (Para 6 personas)

Masa:

-500g de queso fresco batido 0% mg

-4 huevos

-2 latas de atún

-sal y pimienta negra

-nuez moscada

Relleno de verduras:

-1 cebolla

-1 calabacín

-1 berenjena

-1/2 puerro

-2 tomates para asar

-1/4 pimiento verde

-1/4 pimiento rojo

-queso parmesano

En un bol mezclamos el queso fresco con cuatro huevos previamente batidos. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada. Añadimos dos latas de atún desmigadas. ¡Atención! En esta receta es muy importante que todos los ingredientes estén lo más secos posible.

A continuación limpiamos y pelamos todas las verduras. Podemos cortarlas todas en brunoise, pero ya os dije que yo tenía ganas de entretenerme y las corté de diversas formas: la cebolla y el puerro en brunoise, el pimiento en juliana, el tomate y la berenjena en rodajas finas (con una mandolina) y por último hice tiras de calabacín con un pelapatatas.

En una sartén  ponemos a pochar la cebolla, el puerro y el pimiento. Por otro lado metemos en el microondas la berenjena y el puerro durante 7 minutos (a máxima potencia). Pasado este tiempo, sacamos y escurrimos el agua que hayan soltado las verduras.

Cuando las verduras de la sartén estén pochadas y doraditas, añadimos el calabacín. Rehogamos durante unos minutos.

Pastel de verduras

Por otro lado pasamos las rodajas de berenjena por laplancha o las volvemos a meter en el microondas para asegurarnos de que no sueltan agua.

Posteriormente, añadimos todas las verduras (salvo la berenjena y el tomate) al bol con la mezcla de queso batido y huevo. Mezclamos con cuidado.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Montaje:

Pincelamos un molde desmontable con aceite de oliva. Ponemos una base de berenjena. Añadimos el relleno de queso batido y verduras. Decoramos con el resto de berenjena y las rodajas de tomate. Espolvoreamos con parmesano rallado.

Horneamos a 180ºC durante 35 o 40 minutos en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador). Luego solo nos quedará desmoldar y disfrutar.

Esta receta es muy versátil así que podéis hacer vuestras propias combinaciones y luego me contáis que os ha parecido.

logo

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Tiempo de preparación: 25 minutos

El sabor del salmón junto con el del atún rojo son dos de mis sabores favoritos en cuanto a pescado se refiere. Este glaseado consigue realzar su sabor natural sin enmascararlo.

Además os traigo buenas noticias, no solamente está más que rico si no que el salmón, que pertenece a la familia de los pescados azules, es muy beneficioso para la salud cuando se consume con moderación. Según la web de Eroski Consumer, 100 gramos de carne aportan unos 11 gramos de grasa rica en omega-3. Esto significa que nos ayuda a mantener unos niveles saludables de colesterol y a aumentar la fluidez de la sangre, reduciendo la formación de coágulos y la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en el caso de padecer hiperuricemia o gota su consumo está desaconsejado, por contener una sustancia denominada purina que favorece la producción de ácido úrico.

Así que ahora que conocéis todos sus beneficios, os animo a preparar esta receta que además de ser facilísima, está de rechupete.

Salmón con glaseado

Ingredientes: (Para 4 personas)

-4 lomos de salmón

 -300ml de vinagre balsámico

-120 ml de vino blanco

–3 cucharadas de miel

-2 cuchradas de mostaza

-2 dientes de ajo

-pimienta negra

-2 cucharadas de aove

-sal

En una sartén ponemos a dorar los dientes de ajo con un poco de aceite de oliva. Una vez estén listos añadimos el vinagre, el vino blanco, la miel y la mostaza. Salpimentamos y dejamos reducir hasta que adquiera una consistencia espesa.

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Precalentamos el horno a 180 ºC.

A continuación, preparamos una bandeja de horno pintándola con aceite de oliva. Disponemos los lomos de salmón con la piel hacia abajo. Salpimentamos y los pintamos con el glaseado previamente preparado.

Horneamos durante unos 15 minutos a 180ºC en modo pescado. Como ya sabéis cada horno es un mundo, así que ajustad el tiempo en función del vuestro.

Salmón con glaseado de miel y mostaza

Consejo: Si queréis que el sabor del glaseado sea más intenso, tras 5 o 6 minutos de horneado volvemos a pintar con el resto de la salsa.

Et voilà! A disfrutar.

logo

Casa Tomás (Plasencia)

El restaurante Casa Tomás fue inaugurado en el año 2000. Se encuentra situado en la Avenida de Salamanca en Plasencia (Cáceres) y es el lugar perfecto para recuperar fuerzas tras un agradable paseo por el acueducto romano de la ciudad.

Cuenta con un salón espacioso, decorado con mimo y de estilo muy clásico. Cada detalle está cuidadosamente escogido para crear un ambiente acogedor y reconfortante. A esto se le une el exquisito trato de los camareros, los cuales te hacen sentir como en casa. Algo que me gustó mucho, fue el hecho de que el jefe de salón e incluso el propio dueño se pasearan por las mesas interesándose por los clientes. Además de contar con una extensa carta de vinos, las especialidades de la casa son los pescados y los asados.

Todos los platos rebosaban frescura y calidad. Nosotros optamos por las sugerencias del día que se encontraban fuera de carta. A pesar de que los asados requerían esperar bastante tiempo debido a que eran preparados al momento, los camareros nos advirtieron de ello previamente y se mostraron muy atentos trayéndonos de manera gratuita dos tapas para amenizar la espera: una de queso de la zona con pan y aceite y otra de rodajas de tomate con escamas de sal maldon y aceite de oliva aromatizado.

Probamos una lubina al Ajoarriero (preparada al horno con ajos y pimentón de la Vera), la cual estaba exquisita, muy jugosa y sobre todo sabrosísima. El ajo y el pimentón resaltaban el sabor del pescado, sin restarle importancia o enmascararlo. También cabe destacar que es uno de los pocos restaurantes que he visitado donde limpien el pescado delante tuya antes de servírtelo.

Lubina al ajoarriero
Lubina al Ajoarriero (14,5 €)

Por otro lado, pudimos degustar un suculento entrecot de buey acompañado de patatas fritas y pimientos asados.  La carne estaba hecha justo en su punto, muy tierna y deliciosa.

Entrecot de buey
Entrecot de buey (22 €)

Finalmente, el que en mi opinión es el plato estrella de la casa es la paletilla de cabrito asada, servida con patatas fritas y cebolla. Debo reconocer que me enamoró desde el primer bocado. Nunca había probado una paletilla tan sabrosa. Además, las cebollas asadas al horno combinaban a la perfección con la carne, suavizando ligeramente el sabor fuerte del cabrito.

Cabrito asado
Cabrito asado (24 €)

De postre nos decidimos por una tarta de queso hecha al horno, sobre una cama de natillas y mermelada de fresa y una porción de tiramisú. Sinceramente, estaban tan buenos que ni me acordé de hacerles fotos.

Comer en Casa Tomás no es precisamente barato, pero merece la pena con creces. Si visitas Plasencia es una experiencia que no puedes dejar de probar ya que seguro que no te decepcionará.

Dirección: Avda. Salamanca Nº12, 10600 – Plasencia (Cáceres)

Teléfono: 927 41 90 51 – 927 41 90 52

Página web: http://casatomas.com/

Galletas de mantequilla y pepitas de chocolate

Galletas de mantequilla

Tiempo de preparación: 20 minutos + 1 hora de espera + 20 minutos de horno.

Oficialmente me declaro una cookieholic  (Sí señores, existe este término; aunque yo me acabo de enterar). Las galletas, al igual que  el chocolate son mi perdición. No hay nada en el mundo que se pueda comparar a una gran galleta caliente con helado por encima y chocolate  fundido. (Todo muy light, ya lo sé. Pero de vez en cuando siempre es bueno darse un capricho, ¿no?)

Hace poco me regalaron un kit para hacer galletas super chulo y no podía esperar para estrenarlo. A parte de un librito con muchas recetas, incluye unos moldes con diferentes formas, diseñados de tal manera que una vez horneadas te permiten decorar tu taza así:

Galletas de mantequilla

Toda una cucada vamos. La receta de las galletas es una adaptación de las galletas de mantequilla de Las grandes recetas gourmet de Julien Merceron (À la mère de famille). ¡Espero que os guste!

Galletas de mantequilla

Ingredientes: (Para 25 o 30 galletas)

-125 gramos de azúcar glas

-135 gramos de mantequilla

-250 gramos de harina

-1 huevo

-1 pizca de sal

-leche

Comenzamos mezclando  en un bol la mantequilla con la sal y el azúcar glas. Una vez esté todo bien integrado, añadimos el huevo y, seguidamente, la harina tamizada. A continuación, extendemos la masa sobre una hoja de papel de horno sulfurizado y la cubrimos con una segunda hoja. Estiramos con ayuda de un rodillo hasta que alcance aproximadamente unos 2 o 3 mm de espesor.

Reservamos  una hora en la nevera para que la masa sea más manejable y fácil de cortar.

Galletas de mantequilla

Precalentamos el horno a 170ºC. Retiramos las hojas de papel sulfurizado y cortamos las galletas con los moldes que tengamos.

Preparamos una bandeja de horno cubriéndola con otra hoja de papel sulfurizado.  Disponemos las galletas dejando espacio suficiente entre ellas para que no se peguen si crecen un poco. Antes de hornear las galletas, las untamos con ayuda de un pincel de cocina con un poco de leche.

Horneamos a 160ºC en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador) durante 20 minutos. Cuando estén doradas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Si las queremos conservar las guardaremos en un bote herméticamente cerrado para que no se humedezcan (Aunque en mi caso, ya os digo que no duran más de un día).

Galletas de mantequilla

Consejo: Sacad la mantequilla del frigorífico un rato antes de empezar a cocinar.

logo

Restaurante Bococo (Ávila)

Cerca de la muralla que rodea a la ciudad de Ávila nos encontramos con el restaurante Bococo. Al cruzar la puerta entramos en  un salón amplio, decorado con cuidado y con estilo moderno y algo minimalista. Destaca el contraste existente entre el beige de los manteles y el verde intenso de una manzana granny Smith que decoraba el centro de cada mesa. El ambiente es realmente sofisticado pero a la vez acogedor.

El personal destaca por su amabilidad y atención, contribuyendo en gran medida a que tu velada sea espléndida.

Lo mejor del restaurante es el menú degustación que ofrecen: por 26 euros podemos comer a la carta. Así, nos permite escoger cualquier entrante, plato principal y postre (o café) incluido en la carta. Además, las raciones son grandes y abundantes.

Como entrantes pedimos:

Ensalada de vieras, gambas con avellanas y salsa de manzana.
Ensalada de vieras y gambas con avellanas y salsa de manzana.
-Queso de cabra con manzana caramelizada servida con una salsa de fresa y vinagre balsámico de Módena.
Queso de cabra con manzana caramelizada (servida con salsa de fresa y vinagre balsámico de Módena)
-“Nuestras patatas con foie”: patatas fritas con huevos fritas, foie, cabolla caramelizada y salsa de la casa.
“Nuestras patatas con foie”: patatas fritas con huevos fritos, foie, cebolla caramelizada y salsa casera.

Como plato principal nos decidimos por:

-Costillar de cochinillo asado al estilo de Arévalo
Costillar de cochinillo asado al estilo de Arévalo

El cochinillo estaba jugoso y muy sabroso. La corteza, sin estar reseca, crujía al intentar partirla y tenía la justa cantidad de grasa para que la carne estuviera en su punto.

-Solomillo de ternera con patatas fritas y una pera asada rellena.
Solomillo de ternera con patatas fritas y una pera asada y rellena.
-Entrecot de ternera con patatas fritas.
Entrecot de ternera con patatas fritas.

Y finalmente, llegó la hora de los postres:

-Canutillos rellenos de crema pastelera acompañado de salsa y helado de frambuesa
Canutillos rellenos de crema pastelera acompañado de salsa y helado de frambuesa
Torrija casera con salsa de chocolate y helado, todo ello decorado con semillas de amapola.
Torrija casera con salsa de chocolate y helado, todo ello decorado con semillas de amapola.
Tarta de chocolate rellena de mermelada y con cubertura de chocolate. Acompañada de una bola de helado.
Tarta de chocolate rellena de mermelada y con cubertura de chocolate. Acompañada de una bola de helado.

En pocas palabras, el restaurante Bococo es un lugar que merece la pena visitar si os gusta la comida de calidad.

Dirección: Calle Estrada 11, 05001 Ávila, España

Teléfono: +(34)920223646

Galettes de centeno rellenas de marisco

galette de marisco

Tiempo de preparación: 40 minutos     Tiempo de espera: 4 horas

” Il y a en Bretagne autant de recettes de pâte à crêpes que de clochers” C’est juste, car en mélangeant tous les ingrédients de base dans des proportions différentes, on obtient différentes recettes de pâtes. Une bonne galette commence avant tout par une bonne pâte! 

Ya nos decía el dicho que cada maestrillo tenía su librillo. Y esto es lo que ocurre en Francia. Si buscamos recetas de crêpes o galettes encontraremos mil y un resultados diferentes: añadiéndole leche, miel, sidra, etc. Yo he optado por añadirle cava y ¡me encanta como ha quedado!

Uno de mis destinos habituales en vacaciones es Francia, allí he probado platos increíbles y descubierto recetas impresionantes. La que os traigo hoy es del libro de “Crêpes party” que compré hace unos años (concretamente cinco, ¡hay que ver cómo pasa el tiempo!) y que se ha convertido en mi libro de cabecera a la hora de preparar crêpes y galettes.

A lo mejor algunos os estaréis preguntando que qué son las galettes. Pues bien, son un tipo de crêpe salado, muy típicos en Bretaña, normalmente preparados con harina de sarraceno. Aunque yo he decidido variar un poco la receta original y prepararlo con harina de centeno. ¡Ah! Casi se me olvidaba, aquí tenéis otras cuatro deliciosas recetas de crêpes.

galette de marisco

Ingredientes: (Para 4 personas)

Para las galettes

-250 gramos de harina de centeno

-10 gramos de sal

-1 huevo mediano

-20 ml de cava

-350 ml de agua

-18 ml de aceite

Para el relleno:

-1 cebolla pequeña

-1 puerro mediano

-1 tomate

-300 g de langostinos

-3 lomos de merluza

-1 kg de mejillones con cáscara

– 4 cucharadas soperas de tomate frito

-Una copa de vino fino

-sal y pimienta

Lo primero de todo es preparar la masa de las galettes porque vamos a necesitar dejarla reposar durante unas horas. En una jarra de cristal añadimos todos los ingredientes y batimos con ayuda de una batidora de mano. Un truquito, poned primero los ingredientes húmedos como los huevos y encima la harina, así no se os hará un pegotón la masa.

Una vez hayamos conseguido una masa uniforme, la dejamos reposar en el frigorífico durante unas 4 horas. Es probable que cuando la saquemos haya espesado y sea necesario añadirle más agua, 100 ml aproximadamente.

Para el relleno comenzamos limpiando y cociendo los mejillones. Mientras tanto podemos picar la cebolla, el puerro y el tomate a daditos pequeños. A continuación sofreímos la cebolla y el puerro. Luego limpiamos los langostinos, aquí tenéis un video que explica genial cuál es el procedimiento . Cuando la verdura esté pochada añadimos el tomate, un chorrito de jerez y salpimentamos. Dejamos que se reduzca.

galette de marisco

Una vez retiremos los mejillones del fuego, les quitamos la cáscara y los picamos. No tiréis el agua de cocción, ya que en ella será donde cozamos la merluza.

En una sartén salteamos los langostinos y los mejillones picados. Luego añadimos la merluza desmenuzada.

Agregamos el marisco y la merluza a la sartén con la verdura. Adicionamos un chorrito de tomate frito. Dejamos que se reduzca un poco la salsa. Mientras tanto hacemos las galettes  y rellenamos.

Bon appétit!

logo

Cortadillos de limón

cortadillos de limón

Tiempo de preparación: 50 minutos

Hoy os traigo una receta estrella. Creo que puedo afirmar que desde que la probé se ha convertido en mi postre favorito. Estos cortadillos se caracterizan por combinar a la perfección la acidez del limón y el dulzor típico de un postre.  Tienen una textura cremosa  pero a la vez muy ligera, lo cual los hace perfectos para esas comilonas veraniegas en las que no se apetece para nada un postre pesado (especialmente si vives en Sevilla y tienes que sobrevivir a cuarenta grados a la sombra). Bueno no me entretengo más. ¡Aquí va la receta!

cortadillodelimón

Ingredientes:  (Para 6 raciones)

-Para la base de galletas:

-150 gramos de galletas maría

-85 gramos de mantequilla.

-Para la crema de limón (lemon curd) 

-350 gramos de azúcar

-4 huevos (240 g)

-100 gramos de harina

-150 ml de zumo de limón

-la ralladura de 4 limones (de 100 gramos cada uno)

-Azúcar glass para decorar

Comenzamos preparando la base. Para ello trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina o una picadora. Fundimos la mantequilla en el microondas y la añadimos al polvo de galleta. A continuación forramos el molde que vayamos a emplear con papel de horno. Cubrimos todo el molde con la masa y aplastamos bien. Mientras preparamos la crema de limón, la dejaremos reposar en el frigorífico para que se endurezca.

Para preparar la crema de limón o lemon curd batimos en un bol los huevos junto con los 350 gramos de azúcar. Luego agregamos a la mezcla la harina previamente tamizada.

Cortadillos de limón

Precalentamos el horno a 180º.

Lavamos y rallamos los cuatro limones. A continuación los exprimimos y colamos el zumo para conseguir un resultado más fino. Añadimos al bol tanto la ralladura como el zumo.

Sacamos la base del frigorífico y vertemos la masa de limón.

Horneamos a 180º, en modo pastel (calor arriba y abajo con ventilador) durante 30 minutos aproximadamente (Cada horno es un mundo). No os asustéis cuando saquéis el pastel del horno, ya que es normal que el centro esté menos cuajado y se mueva al menear el recipiente. Por ello dejamos que se temple y lo refrigeramos. Una hora antes de consumir lo sacamos del frigorífico, desmoldamos y cortamos en rectángulos. Por último, espolvoreamos azúcar glass

Y ¡solo nos queda disfrutar!

logo

Taberna del Volapié (Sevilla)

Taberna del volapié
Fuente: http://www.tabernadelvolapie.com/

Situada junto a la céntrica plaza de la Magdalena en Sevilla, esta pequeña taberna puede considerarse mi descubrimiento del mes. Bueno, lo de pequeña lo digo por darle algo de gracia a la descripción, porque la sala es amplia, acogedora y cómoda. Además cuenta con una terracita con mesas y sillas altas, donde poder disfrutar de una copa de vino en la mejor compañía.

A mí, personalmente, me enamoró la decoración interior: los azulejos hidráulicos, las lámparas hechas con botellas de vino, las mesas de madera azules… En fin, un ambiente que consigue hacer aún más agradable la velada.

Taberna del volapié
Fuente: http://www.tabernadelvolapie.com/

La Taberna del Volapié refleja en cada uno de sus platos la tradición andaluza y la esencia de nuestra tierra. Esto lo convierte en un lugar magnífico para el típico tapeo.

Bien, centrémonos en lo más interesante: la comida. Esta cadena de restaurantes cuenta con un laboratorio gastronómico en Puerto Banús (Marbella) donde desarrollan nuevas ideas y platos. Cabe destacar que la carta se renueva dos veces al año.

Nosotros apostamos por pedir varios platos al centro y compartirlos. Sinceramente, todos estaban buenísimos, aunque quizás lo que menos me convenció fueron las patatas bravas (También hay que decir que yo nunca he sido muy fan de ellas). Pero, por el resto, todo estuvo de cine. 

tostas mojama
Tosta de mojama con salmorejo 5 €
patatas bravas
Patatas bravas 6 €
carne mechá
Carne mechá 6 €
Bocatín de foie con queso de cabra, manzana y jamón ibérico
Bocatín de foie con queso de cabra, manzana y jamón ibérico 6 €
berenjena con miel de caña
Berenjenas fritas con miel de caña 6 €

Dirección: Calle San Pablo nº 4 Sevilla

Teléfono: 954 211 721

Os recomiendo que vayáis. No os arrepentiréis

¿Habéis estado ya en alguna de las Tabernas repartidas por España? ¿Qué os ha parecido?

logo

Pollo al cava con escamas de uva

Pollo al cava

Tiempo de preparación:  1 hora 30 minutos

La receta de hoy la descubrí viendo Canal Cocina. Normalmente no tengo mucho tiempo libre para ver la tele, así que aprovecho en vacaciones para ponerme al día con todas mis series favoritas. Aunque el tiempo que paso en Badajoz cada año está reservado para hacer una maratón de Canal Cocina. Apunto miles de recetas, pero siempre pasa lo que pasa y acabo perdiendo los papeles o se me olvida donde las apunté. Sin embargo este año me he propuesto organizarme mejor y este es el resultado. Una receta para chuparse los dedos.

Pollo al cava

Ingredientes: (Para 3 personas)

-1 ½ pechuga de pollo (675 g)

-40 uvas

– 1 cucharadita de maicena

-9 patatas pequeñas de guarnición

-300 ml de cava

-50 gramos de mostaza de dijon

-50 ml de salsa de soja

-sal

En primer lugar empezamos limpiando y pelando las patatas. A continuación, las asamos al microondas durante 6 minutos a 800W de potencia.

Precalentamos el horno a 170ºC.

Limpiamos la pechuga de pollo y la secamos bien con una servilleta de papel. Con ayuda de un pincel de silicona la pintamos con la mostaza. Añadimos un poco de sal y la colocamos en la bandeja de horno. A su alrededor ponemos aproximadamente 10 uvas y las patatitas. Vertemos 200 ml de cava.

Horneamos a 170ºC durante 30 minutos en modo pescado (calor arriba y abajo). Para que se haga por igual ponemos la bandeja a altura media.

Pollo al cava

Mientras se cocina el pollo, en una olla calentamos el resto del cava, la salsa de soja y otras 6 o 7 uvas. Cuando saquemos la pechuga del horno, añadimos el caldo que ha soltado la carne y las uvas horneadas. Dejamos reducir la salsa. Una vez se haya concentrado todo el sabor, mezclamos la maicena con agua fría y la agregamos a la salsa. Removemos hasta que tome una textura suave y consistente.

Luego continuamos laminando el resto de uvas despreciando el inicio y el final de cada una. Para esta tarea es muy útil disponer de una mandolina, que nos permitirá sacar fácilmente escamas muy finas de uva. Retiramos las pepitas que hayan podido quedar entre las láminas.

Por último, solo nos queda emplatar. Para ello cubrimos el pollo con las escamas de uva, superponiendo unas con otras. Decoramos con la salsa y acompañamos con las patatas.

¡Buen provecho!

Consejo: Si no encontráis patatas pequeñas de guarnición, podéis emplear patatas normales y hacer bolas con un sacabolas o cuchara parisien.

logo